viernes, 30 de diciembre de 2011

La obesidad es una enfermedad

La idealización de una delgadez extrema ha generado en el imaginario colectivo la supremacía de un ideal del individuo flaco y esbelto, aunque la salud no sea tenida en cuenta. En el otro polo se ubica la obesidad, y en este sentido hay algunas variables a tener en cuenta con el fin de promover la salud física y mental.

Es cierto, que los tiempos que corren proponen un cuerpo absurdo y poco saludable. El marketing de la delgadez extrema sólo genera trastornos físicos y psicológicos en hombres y mujeres, no sólo de las nuevas generaciones sino en todas las edades y clases sociales. Lograr un equilibrio, tener un peso e Índice de Masa Corporal (IMC) óptimo es el ideal posible.

Muchas veces, en un mundo de imágenes distorsionadas en lo corporal, naturalizamos conductas erróneas en lo alimentario. En este sentido, a nivel social e institucional, especialmente en lo que concierne a la salud pública, se olvida que la obesidad es una enfermedad. Lejos de la intención de tener sobrepeso, quien padece esta patología se siente desbordado por su propia conducta.

La Organización Mundial de la Salud, define a la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. El indicador para medir la relación saludable entre peso y talla es índice de masa corporal (IMC) y utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. En la actualidad prácticamente el planeta en su totalidad se encuentra signado por el sobrepeso, siendo el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo.

La OMS confirma que cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia de esta enfermedad que genera diversas patologías: el 44% tiene diabetes, el 23% cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% se ha enfermado de distintos cánceres son atribuibles al sobrepeso.

Además la OMS realizó una investigación sobre el tema y entre otros resultados, ha comprobado que en todo el mundo unos 1500 millones de adultos de 20 y más años tienen sobrepeso y a partir de esta cifra, más de 200 millones de hombres y cerca de 300 millones de mujeres eran obesos. En este marco, más de una de cada 10 personas de la población adulta mundial padece de obesidad.

Los niños, representan uno de los grupos etáreos más afectados, en 2010 según informa la OMS , alrededor de 43 millones de chicos menores de cinco años de edad tenían sobrepeso. Otro dato que revela la investigación es que si bien la obesidad tiempo atrás era considerada un problema propio de los países de ingresos altos, actualmente esta enfermedad está aumentando en las regiones de ingresos bajos y medianos, en particular en los entornos urbanos. Así, en los países en desarrollo están viviendo cerca de 35 millones de niños con sobrepeso, mientras que en los países desarrollados esa cifra es de 8 millones.

La obesidad se ha convertido en una epidemia a nivel mundial. Es llamativo en este contexto que todavía existan países en los cuáles el sobrepeso no sea considerado una enfermedad ¿Qué implica esta ausencia? Significa que la persona que necesita un tratamiento sólo puede acceder de manera privada, y quienes no cuenten con los recursos no tienen dónde asistir, el estado los excluye del sistema de salud público.

Argentina. México y Colombia recién en el 2008 consideraron a la obesidad como una enfermedad, y muchos países de Latinoamérica todavía no lo han hecho. La obesidad puede tratarse y por sobre todas las cosas prevenirse, la estadísticas en lugar de alarmar deben ser un disparador para una salud pública que promueva conductas alimenticias saludables y ayude a quien ya padece la enfermedad.

Fuente: vidapositiva.com

viernes, 23 de diciembre de 2011

¿Cuánto debes correr para quemar las calorías de una lata de refresco?

¿Sabías que una lata de refresco contiene unas 250 calorías? Es posible que ese dato te deje indiferente, o no te hagas a la idea de lo que supone. Pero, quizá te lo pienses dos veces antes de abrir la lata cuando sepas que para quemar estas calorías tienes que correr alrededor de 50 minutos.

Esta fue la reflexión que hicieron los autores de un estudio recientemente publicado en American Journal of Public Health. Los investigadores explicaron que el objetivo fue "examinar si al proporcionar información clara y comprensible sobre la energía se conseguía reducir la compra de determinados productos, como las bebidas azucaradas, entre los adolescentes". Para ello seleccionaron cuatro tiendas de Baltimore (EEUU) situadas cerca de varios institutos y cuantificaron la cantidad de bebidas azucaradas que los jóvenes compraban cada día. Posteriormente, colocaron distintos carteles informativos junto a la alacena donde se exponen los refrescos. En estos carteles explicaban que una lata de refresco contiene 250 calorías, lo que supone el diez por ciento de la ingesta diaria recomendada. Además, otros paneles hacían hincapié sobre el esfuerzo que conlleva el quemar este aporte calórico: en torno a 50 minutos de carrera.

Los resultados indicaron que estos mensajes reducían el consumo de bebidas azucaradas e incrementaban el de agua. Además, la información con más impacto era la que hacía referencia a la actividad física necesaria para quemar las calorías ingeridas.

Aunque algunos estudios han obtenido conclusiones diferentes a las suyas, los investigadores resaltan la importancia de hacer llegar mensajes claros al consumidor. Una de las conclusiones de los autores del trabajo es que muchas personas no son capaces de interpretar la información calórica que se proporciona en la etiqueta del producto, por lo que conviene explorar estrategias más efectivas para facilitar su comprensión. Y parece que, cuando nos hablan de cantidad de ejercicio equivalente, el mensaje queda mucho más claro.

Fuente: muyinteresante.es

jueves, 22 de diciembre de 2011

Fracasa Mc Donald's en Bolivia

Su gran “M” amarilla sobre fondo rojo es reconocible prácticamente en cualquier parte del mundo y es uno de los símbolos de la globalización, pero hay un lugar de América Latina en el que la cadena de hamburguesas McDonald's no tuvo el éxito esperado.

Fue en Bolivia donde, pese a que el restaurante intentó adaptarse a los gustos locales (incluyó la llajwa, la salsa con la que los bolivianos aliñan sus platos, y música folclórica), no logró triunfar.

Por eso, en 2002 y después de cinco años en el país, la cadena de hamburguesas decidió cerrar sus ocho sucursales en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Ahora el documental “¿Por qué quebró McDonald's en Bolivia?” explora el motivo por el que los habitantes de esas ciudades le dieron la espalda a las hamburguesas más populares del mundo.

“La cultura le ganó a una transnacional, al mundo globalizado”, afirma en conversación con la agencia de noticias BBC Mundo, Fernando Martínez, director del documental.

Para Martínez, una de las claves de ese fracaso fue el precio. Según explica, el menú más barato costaba entonces 25 pesos bolivianos (algo más de 3 dólares), mientras que, por ejemplo, en La Paz, en la actualidad se puede conseguir un almuerzo completo en un mercado popular por 7 bolivianos (menos de un dólar).

“Es fácil atribuirlo a la economía, pero detrás de ella están las personas, la sociología y los aspectos culturales”, matiza Martínez al explicar que esos precios tan asequibles se deben a la relación de los bolivianos “cercana a la tierra” que les lleva a comer platos con los productos tradicionales “de sabores intensos y fuertes y de muchas horas en la cocina”.

Viaje a través de la comida boliviana

El documental, que se acaba de estrenar en Bolivia después de pasar por varios festivales internacionales, hace un recorrido por el país sudamericano a través de su comida.

El viaje cinematográfico comienza en Potosí, con la preparación de la khala purka (una sopa de maíz espeso con ají y charque que se calienta con una piedra volcánica) y también lleva a Cochabamba a conocer los famosos “trancapechos de doña Betty”, un generoso sándwich cochabambino que lleva arroz, carne y huevo frito.

Además de visitar mercados tradicionales, en el documental también entrevistan a chefs de la comida nueva boliviana, a historiadores, nutricionistas, sociólogos y al que fue dueño de la franquicia de McDonald's en Bolivia, Roberto Udler.

“Yo había crecido haciendo varios viajes al exterior y la verdad que miraba con envidia que otros países tenían McDonald's y nosotros no”, confiesa el empresario en el documental, donde explica que la multinacional decidió cerrar todas las franquicias que estaban en zonas conflictivas después de los atentados 11 de septiembre.

Sin embargo, los bolivianos en cuanto a gustos, lo tienen claro. Y, como dice la canción que pone la banda sonora al documental “a mi paladar no se le impone ni cómo ni cuándo”.

Por eso, en Bolivia siguen triunfando los platos tradicionales como las empanadas salteñas, el pan con queso, el fricasé, el majadito o el silpancho.

Fuente: el-nacional.com

martes, 20 de diciembre de 2011

Comer menos mantiene el cerebro joven

Un equipo de investigadores italianos de la Universidad del Sagrado Corazón en Roma  (Italia) ha descubierto una molécula llamada CREB1 que se activa en el cerebro de ratones sometidos a una dieta baja en calorías. Según publican hoy Giovambattista Pani y sus colegas en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), la molécula activa a su vez a genes ligados a la longevidad y al buen funcionamiento del cerebro. “Nuestra esperanza es encontrar un modo de poner en funcionamiento a CREB1, por ejemplo a través del fármacos, para mantener el cerebro joven sin necesidad de llevar una dieta tan estricta como la que siguen los roedores”, explica Pani.

Y es que la restricción calórica de los animales sometidos a los experimentos implica que solo pueden comer un 70% de lo que ingieren normalmente. En estas condiciones, los ratones no sufren ni obesidad ni diabetes, tienen un mayor rendimiento cognitivo y mejor memoria, aumentan su capacidad de aprendizaje y son menos agresivos. Tampoco desarrollan alzhéimer a edades avanzadas o lo hacen con síntomas menos severos que los que se alimentan de manera normal. “Hay una relación entre las enfermedades metabólicas y el declive en las capacidades cognitivas”, concluyen los científicos.

Y todo gracias a CREB1, que entre otras cosas activa a unas proteínas llamadas sirtuinas, que parece tener parte del secreto de la fórmula de la “eterna juventud”. Eliminando la molécula CREB1, sin embargo, todos los beneficios de la restricción calórica se esfuman. “Hemos identificado al mediador clave de los efectos de la dieta sobre el cerebro”, añade Pain.

lunes, 19 de diciembre de 2011

El Wii no combate la obesidad

Los médicos pediatras no apoyan la idea de regalarles consolas de video juegos o teléfonos móviles a los niños.

Si ha comprado para Navidad una de las nuevas consolas que simulan actividades deportivas como jugar al tenis, boxear o correr, no espere que le ayuden a combatir la obesidad o el sedentarismo.

Estudios hechos por la Asociación Española de Pediatría recoge que esas videoconsolas (como la Wii) obligan a sus usuarios a moverse, pero no sustituyen de ninguna manera el deporte en la vida real.

Los pediatras aconsejan no dejarse llevar por las modas y comprar para los más chicos juguetes que fomenten la psicomotricidad, la creatividad, y los valores sociales. Así lo explicaba el coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Infantiles de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Jordi Pou.

‘Hay que tener en cuenta que se puede jugar al tenis o a cualquier otro juego sentado, sin hacer casi ejercicio. Aunque nos obligue a movernos, nunca se puede tomar como un sustitutivo del deporte’, advierte Pou. ‘En ocasiones, la intención del juego es fomentar el ejercicio físico, pero lo que puede causar en realidad son situaciones de elevado estrés perjudiciales para el menor’, añadió.

Fuente: http://www.todosoluciones.es

http://www.thebariatric.com
http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

domingo, 18 de diciembre de 2011

Niños de México bailarán contra la obesidad

El próximo año se pondrá en marcha en 40 mil escuelas del país, la estrategia “5 Pasos Grupo Amigo de Mí”, que tiene como fin combatir el problema de la obesidad en la población infantil, por medio del baile y el canto.

El director general de Promoción de la Salud, Gustavo Olaíz Fernández, explicó que dicha estrategia fue aceptada por la Secretaría de Educación Pública (SEP), para formar parte del programa oficial de activación física.

El grupo musical “Amigo de Mi” durante sus presentaciones y coreografías, difundirá un mensaje sobre los beneficios de llevar una vida saludable, a través de la ejercitación física, el consumo de agua, frutas y verduras, subrayó.

Precisó que se distribuirán 40 mil videos y discos compactos con la estrategia como contenido, en igual número de planteles, los cuales forman parte del programa de escuelas promotoras de la salud y que se caracterizan por promover acciones de auto-cuidado de la salud, ecológicas y sociales.

En un comunicado de la Secretaría de Salud, el director de ese organismo de promoción explicó que la estrategia forma parte del Programa “5 Pasos por tu Salud”, que consta de acciones fáciles y efectivas para combatir la obesidad.

Unas de esas acciones es Muévete, ya que se requiere hacer por lo menos media hora diaria de caminar, correr, andar en bicicleta, nadar, incluso bailar o tomar clases de todo tipo.

Otro paso es Mídete, que se refiere a medirse el peso y la cintura, pero también de poner un límite al alto consumo en calorías. El siguiente es el de tomar Agua para que la población poco a poco se vaya haciendo de este hábito saludable.

Fuente: Milenio.com

http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

miércoles, 14 de diciembre de 2011

En México panzones sí, gordos no

México es considerado el segundo país a nivel mundial con más gente obesa, pero la realidad es que no somos tan gordos como se pensaba, al menos eso opina el Presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE), Alejandro Faes Noriega: “Los más panzones sí, pero los más gordos no".

Durante la inauguración de Intermoda en Guadalajara y basado en un estudio antropomórfico promovido por la industria del vestido-textil en toda la República, el empresario refirió que el peso se centra en el estómago y no en el resto del cuerpo.

Dijo que los resultados del estudio fueron sorpresivos porque ni los habitantes del sur del país son bajos de estatura ni los norteños son altos y atléticos; mencionó por ejemplo, que las mujeres mexicanas son de cuello corto y los hombres panzones.

El análisis cumplió con el objetivo de conocer las características físicas de los consumidores en cada región del país, para con esos datos confeccionar prendas adecuadas a los cuerpos mexicanos; pero además, la información podrá ser aprovechada por otros sectores como el calzado, industria automotriz y de la salud.

El Consejero de la Cámara del Vestido citó el caso de un estudio similar realizado en Estados Unidos, cuya información especificaba la medida de las muñecas de la población estadounidense y fue adquirido por la marca Swatch para el diseño de sus relojes.

El estudio supondrá menos saldos de ropa en las tiendas y menos desperdicio de tela, toda vez que en la actualidad se emplean en México moldes de ropa europea o de Estados Unidos que nada tiene que ver con las medidas del mexicano.

Con información de El Economista

http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

martes, 13 de diciembre de 2011

Sanciona Brasil a Mc Donald's por propiciar malos hábitos alimenticios

La Fundación de Defensa del Consumidor de Sao Paolo sancionó a la cadena Mc Donald's con una multa superior al 1.8 millones de dólares, pues considera que el recurso del juguete para atraer a los niños, genera malos hábitos alimenticios

El organismo considera que la Cajita Feliz induce a formar hábitos alimentarios perjudiciales para la salud, según ha informado la agencia oficial Brasil.

En 2009, la fiscalía brasileña recomendó a McDonald's y a otras cadenas de comida rápida que dejasen de regalar juguetes con los menús infantiles para evitar que incitasen a una alimentación poco saludable, el año pasado una ONG presentó una denuncia contra la empresa por la distribución de juguetes con la comida

A pesar de ello, la compañía estadounidense ha realizado desde entonces 18 campañas publicitarias dirigidas a niños en las que utilizaba el reclamo de juguetes para vender sus menús infantiles, según la nota.

McDonald's, que puede recurrir la multa, argumentó en una nota distribuida a la prensa que cumple la legislación brasileña y que sigue un riguroso código de autoregulación publicitaria.

http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

lunes, 12 de diciembre de 2011

¿Estás comprando problemas con tus hábitos alimenticios?

Si usted fuma, si es obeso o como mínimo un amante de la pasividad física, si no controla su consumo de sal, azúcares y grasas, o si no puede manejar el estrés, sépalo: está comprando un problema no menor. Un problema que, con sólo cambiar algunas conductas, puede minimizar.

No son los únicos factores que conducen a la aterosclerosis, porque el paso de los años es inevitable, y el tener familiares cercanos con enfermedades cardíacas es algo que no se puede manejar. Pero convengamos que cargar con dos eventuales factores de riesgo no es lo mismo que cargar con siete, sobre todo si cinco de ellos dependen de cambiar hábitos relativamente simples.

La aterosclerosis es la acumulación de depósitos adiposos llamados placa en el interior de las paredes de las arterias que transportan oxígeno y sangre al corazón, cerebro y otras partes del cuerpo. A medida que se acumula la placa en la arteria, ésta se estrecha gradualmente y después se obstruye. Así se va conformando un espectro de enfermedades cardiovasculares que ponen en serio riesgo la vida, o la calidad de ella.

Sin colesterol no se puede vivir, pero cuando las moléculas que lo transportan por todo el organismo se alteran por procesos como la hipertensión arterial, el tabaquismo, la diabetes, la obesidad o el sedentarismo, entre otros, se desata una compleja cascada de fenómenos que van a conducir a la calcificación arterial. Proceso que, transformado en epidemia, vuelve vital poder prevenirla, diagnosticarla y evaluar el riesgo potencial.

Fuente: noticiasyprotagonistas.com

http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

domingo, 11 de diciembre de 2011

¿Padeces obesidad? Probablemente padeces trastornos del sueño

Luis Sergio Ponce Guadarrama, doctor en Psiquiatría del Hospital General Regional No. 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente, dio a conocer que el Síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es uno de los más de 80 trastornos de sueño que afectan aproximadamente a cuatro millones de personas en México.

Este padecimiento es una de las primeras diez causas de mortalidad en la entidad junto con otros tales como las cardiopatías, insuficiencia respiratoria, arritmias severas, hipertensión arterial y trombosis en arterias pulmonares, coronarias o cerebrales.

De acuerdo con la Asociación de Psiquiatría Americana, cuatro de cada 100 hombres y dos de cada 100 mujeres, lo padecen.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

La obesidad o sobrepeso, son factores que influyen en pacientes con dicho síndrome, ya que presentan signos de aletargamiento, flojera y cansancio constante, incluso pueden llegarse a dormir al momento de realizar actividades cotidianas, aún en lugares llenos de ruido y gente.

Otro factor es roncar de manera ruidosa, especialmente si la persona deja de respirar en ese momento y cuando despierta se encuentra agitada o irritada.

¿Quiénes padecen este trastorno?

El SAOS puede presentarse durante la infancia, especialmente cuando los niños manifiestan flojera y sueño en la escuela, produciendo problemas de aprendizaje que repercuten en su desempeño académico, además de que agravan el daño al cerebro.

Los niños que presentan mayormente esta afección son entre las edades de los cinco y los ocho años; mientras que en adultos es de entre los 30 y los 55 años, aunque algunas personas de la tercera edad también pueden presentarla.

¿Cómo se detecta?

El SAOS se detecta a través de exámenes tales como la polisomnografía, estudio para detectar el comportamiento de una persona durante el sueño, los electroencefalogramas, electrocardiogramas y pruebas generales de laboratorio, los cuales proporcionan la información necesaria para indicar al paciente el tratamiento más adecuado según el grado del padecimiento.

¿Cómo se puede evitar?

Según el especialista, este trastorno se puede evitar al realizar actividades que involucren mente y cuerpo, rutinas aeróbicas, o de gimnasia, y llevar una dieta saludable.

Es importante ser preventivo para evitar complicaciones en la salud, por lo que se exhorta a los derechohabientes a efectuarse revisiones periódicas con su médico familiar.

Fuente:http://www.eluniversaledomex.mx

http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

lunes, 5 de diciembre de 2011

Cena sano...

En los Estados Unidos y otros países se cena muy temprano, promediando las 7:30, 8 de la noche, pero en países como el nuestro lo usual es hacerlo entre las 9 y las 10 y eso nos deja muy poco tiempo entre la comida y el sueño. La relación entre la cena y un buen dormir es directa pues la digestión influye en nuestro descanso así que, ¿qué tipo de alimentos conviene ingerir antes de ir a dormir?

Bien, los alimentos deben variar por temporada: en verano podemos comenzar con alguna crema fría  y en inverno con alguna sopa o guiso liviano. La ensalada, por su parte siempre es una buena opción pues es rápida de preparar y permite combinarla con proteínas de buena calidad como el pollo, el pescado, el jamón, el huevo, queso, patatas, arroz, pasta  y demás. De esta forma hasta puede convertirse en un plato único. Si tenemos tiempo podemos idear algo con las sobras del mediodía y sino siempre está la opción de las ensaladas envasadas.

Además, si no hemos ingerido nuestra ración diaria de frutas o lácteos la cena es la última oportunidad de hacerlo. Bien, os dejo algunos tips o consejos para tener una cena saludable  y nutritiva:

Nada de frituras, condimentos picantes, mucha sal y platos abundantes.

Nada de grasa, por eso lo mejor es cocinar al vapor, al horno, a la plancha, con microondas o hervir los alimentos.

Preferir pescado, aves o huevos en lugar de carne de vaca o cerdo. Y por último, lo mejor es comer porciones pequeñas y saber que saltar la cena no adelgaza, así que a cenar se ha dicho, aunque sea ligeramente.

Fuente: cocinaycomidasana.com

http://www.thebariatric.com
http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

domingo, 4 de diciembre de 2011

Obsesión por la comida sana

La nutrición es una ciencia muy cambiante y en constante evolución. Por ello, no es de extrañar que lo que hace unos años era perjudicial para el organismo hoy sea beneficioso e, incluso, imprescindible para gozar de un buen estado de salud. Pero si se tiene en cuenta que la población adulta española ingiere una media de 2.542 calorías diarias, –en torno a 250 calorías menos que lo que consumía hace dos décadas–, resulta contradictorio que la tasa de obesidad haya crecido de un 17 a un 21 por ciento, aunque probablemente se deba a un estilo de vida más sedentario. Al menos, así lo pone de manifiesto el Estudio Drece (Dieta y Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares en España), presentado recientemente y que analiza, desde hace dos décadas, la relación entre los hábitos de consumo alimenticios y las enfermedades cardiovasculares en la población de nuestro país.

Consciente del problema que supone la obesidad en la actualidad, la industria alimentaria cada vez está más convencida de que tiene que ofrecer productos que no sólo satisfagan los gustos del consumidor, sino que, además, le ayuden a mantener un buen estado de salud. Juan Manuel Ballesteros, vocal asesor de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan), explica que «en los últimos seis años la población empieza a estar concienciada de que es importante comer sano, pero no por una cuestión estética sino de salud».

Patrón mediterráneo

A lo largo de las dos últimas décadas, la dieta de los españoles ha sufrido cambios notables aunque, tal y como afirma el doctor Agustín Gómez de la Cámara, de la Unidad de Investigación Clínica e Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario Doce de Octubre de Madrid, «al comienzo del estudio en 1991 se evidenció la existencia de una dieta mediterránea en la que se mantenía la alimentación tradicional, un patrón que aún hoy permanece». Y añade que, «aunque todavía consumimos menos hidratos de carbono de los que debiéramos, casi cumplimos las recomendaciones en cuanto a proteínas y tipos de grasas».

Un aspecto positivo, según se desprende del estudio, es el aumento notable en el consumo de pescado, alimento rico en proteínas, con mayor contenido de grasas y mayor aporte de ácidos grasos omega-3. Pero lo que sí parece haber cambiado es la calidad de la grasa nutricional con un incremento del consumo de lácteos, sobre todo desnatados y una transferencia de la ingesta de carne grasa hacia cárnicos con más riqueza en proteínas y menor contenido graso como jamón, pavo, pollo o ternera. Además, la ingesta de pescado también ha crecido con los años. «Esto se traduce en una disminución de la grasa saturada y un aumento relativo en la grasa monoinsaturada» explica José Antonio Gutiérrez del Instituto Drece de Estudios Biomédicos. «Aun así, se mantienen altos los consumos de quesos, bollería y aperitivos con elevado aporte energético, de grasas saturadas y ácidos grasos trans, poco deseables desde el punto de vista de la salud cardiovascular», advierte.

Pese a todo, Ballesteros afirma que «las grasas saturadas, la sal y los azúcares añadidos con los tres nutrientes que más nos preocupan porque se consumen en exceso». No obstante, continúa el experto, «no existe una legislación contra aquellas empresas que no quieran reducir la cantidad de estos nutrientes en sus productos, sí ha habido muchas que han reducido significativamente la sal y las grasas trans». La doctora Ascensión Marcos, directora del Grupo de Inmunonutrición del departamento de Metabolismo y Nutrición del Instituto del Frío del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y presidenta del XI congreso de la Federación Europea de Sociedades de Nutrición (FESN), considera que «todavía se destina poco presupuesto para la investigación, las ayudas por parte de la Administración son escasas y los gobiernos prefieren mirar hacia otro lado en lugar de conseguir una población más sana que ocasione mucho menos gasto a los servicios de salud».

Aval científico

Por tanto, es labor de la industria, advierte Marcos, «conseguir una producción de alimentos que sean cada vez más sanos y que incluyan nutrientes o principios bioactivos como la fibra, los ácidos grasos mono y poliinsaturados, antioxidantes, vitaminas y minerales. Sin embargo, estos productos no deben estar exentos de estudios y evidencia científica que asegure mediante ensayos clínicos y el estudio exhaustivo de biomarcadores, que estos alimentos son sanos y beneficiosos para los grupos de población donde se dirigen».

El sector de las margarinas ha realizado, en los últimos años, un notable esfuerzo a la hora de reducir la cantidad de grasa saturada, no sólo para beneficiar a la salud de sus consumidores sino para quitarse de encima la «mala fama» que encabezó en su día su homóloga, la mantequilla. Para la doctora Juana Morillas, profesora del departamento de Tecnología de la Alimentación y Nutrición de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, «cuando se conoció el papel perjudicial de los ácidos grasos trans sobre la salud cardiovascular, se cambió el método de elaboración de las margarinas reduciendo la cantidad de estas grasas a menos del uno por ciento. Debido a la diferencia en la composición (grasas poliinsaturadas en margarinas y grasas saturadas en mantequillas) hoy se recomienda el consumo de margarinas untables en detrimento de las mantequillas». En el caso del desayuno, por ejemplo, no hay por qué consumir sólo aceite de oliva y no margarina ya que, según Morillas, «si bien todas las grasas aportan las mis mas calorías, nueve por gramo, la margarina aporta menos calorías que el aceite de oliva.

Bollería de alta calidad

La bollería industrial ha adquirido el cartel de «nocivo» para la salud por su excesiva cantidad de grasas hidrogenadas. Uno de los principales productores de estos productos, Europastry, que distribuye en panaderías, cafeterías y supermercados, ha sido pionera en eliminar este tipo de grasas perjudiciales en toda su gama de bollería, adelantándose así a las demandas del mercado. Según Joan Quilez, doctor en Biología, especializado en Nutrición y director de Tecnología de Europastry, «empleábamos grasas hidrogenadas en nuestros productos para conseguir una mejor textura y consistencia del producto, pero al distribuirlo congelado para hornearlo en el punto de venta, no necesitan de los aditivos característicos de la bollería industrial para poder tener una vida útil larga, sino para consumirlos como la bollería artesana, es decir, en el mismo día. Por ello, el proceso de sustitución ha requerido una reformulación con grasas sin hidrogenar y hemos eliminado la presencia de ácidos grasos trans, que ejercen un efecto negativo sobre los niveles de colesterol».

Publicidad regulada
En la búsqueda de productos más sanos, la publicidad de los alimentos juega sobre el consumidor, un papel determinante. En concreto, los más pequeños de la casa son el colectivo más vulnerable a las «garras» de los anuncios de comida. Para luchar contra esta problemática el Código de Autorregulación de la Publicidad de Alimentos dirigida a menores, prevención de la obesidad y la salud (Código PAOS), «nació como una contribución más de la industria alimentaria a la estrategia NAOS de la lucha contra la obesidad, haciendo especial hincapié en la promoción de hábitos saludables», explica Horacio González Alemán, secretario general de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB). En concreto, continúa González, «desde su puesta en marcha se ha mejorado notablemente la calidad de la publicidad de alimentos destinada al público infantil. Dentro del marco regulatorio descrito por el Código PAOS se encuentran las empresas que representan el 94 por ciento de la inversión publicitaria de alimentos y bebidas en televisión, así como todas las cadenas que en 2009 se sumaron a este cógido».

Fuente: larazon.es


viernes, 2 de diciembre de 2011

Maysi tiene 7 años y pesa 31 kilos, su mamá de 26 pesa lo mismo

Después de sufrir de anorexia la mitad de su vida, Rebecca Jones pesa poco más de 31 kilos; esto es menos de lo que pesa su hija de 7 años, Maisy. La alarmante delgadez de Rebecca es aún más dramática cuando se pone ropa idéntica a la de su hija.

La secretaria médica sobrevive con sopa, pan tostado y bebidas energizantes, a pesar de que los médicos le han advertido que la falta de nutrientes podría matarla. Al mismo tiempo, ella  incentiva a su hija a disfrutar de chocolates y pasteles.

“Ponerme la misma ropa que Maisy me hace sentir orgullosa”, dice Jones. “Está mal, pero me hace sentir bien. No creo que esté delgada, siempre me he visto grande”.

Su desorden alimenticio empezó cuando se divorciaron sus padres, a la edad de 11 años. El abuso de  comida ocasionó que llegara a los 95 kilos, razón por la que se burlaban de ella en la escuela y perdió la confianza en si misma.

A la edad de 13 años, “básicamente dejé de comer”. Después de una drástica pérdida de peso, sus amigos la felicitaron por su figura y su familia no se dio cuenta del peligro. “Mi mamá creyó que había perdido mi ‘grasita’ de bebé; yo era más feliz”.

En 2 años, su peso estaba en los 50 kilos, y dejó de tener periodos. “A veces estaba tan débil que no podía salir de la cama”, dice.

Conoció al padre de Maisy a los 19 años cuando estudiaba en la Universidad de Manchester. Ella asumió que la anorexia la había dejado infértil y no se dio cuenta que estaba embarazada hasta que sintió una patada. Un ultrasonido reveló que tenía 26 semanas de embarazo.

“No tenía idea”, le dijo a la revista ‘Closer‘. “Seguía siendo talla 6, no había ganado nada de peso y mi estómago estaba plano”.

Los doctores le insistieron para que comiera pollo y proteínas, y que tomara vitaminas para ayudar al bebé, pero su estómago no estaba acostumbrado a eso.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Cuidado con las sopas enlatadas

Los alimentos enlatados tienen fama de ser una opción rápida y accesible para un modo de vida supuestamente ajetreado y sin mucha oportunidad para sostener mejores hábitos. Sin embargo, a mediano y corto plazo, estos pueden acarrear serios problemas de salud.

En un estudio comparativo llevado a cabo por Jenny Carwile, estudiante de posgrado en la Escuela de Salud Pública de Harvard, se descubrió que las sopas enlatadas aumentan en 1000% la presencia en el cuerpo del compuesto orgánico Bisfenol A (BPA), decisivo para alterar el funcionamiento hormonal y desarrollar enfermedades como diabetes, obesidad y algunos males cardiacos.

Para saber esto Carwile reunió a 75 voluntarios a quienes dividió en dos grupos. Diariamente, por cinco días, el primero de estos consumió aproximadamente 350 gramos de sopa de verduras enlatada y el resto la misma cantidad pero de sopa fresca. Luego de una pausa desintoxicante de dos días, ambos grupos se intercambiaron y el proceso se repitió.

Al examinar la orina de los voluntarios, se descubrió que el grupo expuesto a la sopa enlatada había aumentado en 1221% la presencia de BPA en sus líquidos corporales en comparación con la orina del grupo que había consumido sopa fresca.

Y si bien en el estudio se empleó una marca específica de sopa, Carwile y sus colegas aseguran que “no importa la marca de sopa o de sopa enlatada, lo que importa es la lata”. El BPA, por ser un derivado de la acetona y del fenol, se utiliza para fabricar los revestimientos de plástico que separan los alimentos y bebidas del metal en la mayoría de las latas y otros envases.

Con este precedente sería interesante estudiar ahora cuántas de las personas que padecen obesidad o diabetes, dos de las enfermedades que tristemente han ido en aumento en los últimos años, basan su dieta en alimentos enlatados.

Fuente: http://pijamasurf.com

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Insulina y obesidad

La insulina es la hormona más importante en la regulación de nuestro metabolismo energético. Para que los diferentes nutrientes de nuestra alimentación puedan ser utilizados como energía por nuestras células, es necesario la acción de esta hormona. Su función es la de favorecer la incorporación de glucosa de la sangre hacia las células. Y es imprescindible para nuestra vida, sin la insulina se produce un aumento de la glucosa en sangre (principal alimento de nuestras células) pero como no puede entrar dentro de las células, éstas se mueren de hambre, esto es lo que ocurre en la enfermedad conocida como diabetes mellitus.

Sabemos que la insulina es la gran controladora de la utilización, distribución y almacenamiento de la energía. Y si valoramos que la obesidad se produce por un desequilibrio energético de nuestro organismo queda claro el papel fundamental que tiene esta hormona en la génesis de la obesidad. De hecho es la principal hormona reguladora de la lipogénesis, es decir, formadora de grasa. Y por lo tanto, dejando previamente claro que es imprescindible para vivir, podemos afirmar que “la insulina es la hormona que engorda”.

Se fabrica por las células beta de nuestro páncreas y es segregada cuando el nivel de glucosa en sangre se eleva después de las comidas. Es la responsable de utilizar este exceso de azúcar, inicialmente como consumo inmediato de energía por nuestras células, y lo que no puede ser consumido en el momento intentará almacenarlo, primero como glucógeno en nuestro hígado y en nuestros músculos para un posterior consumo rápido, pero como este almacén es muy limitado, todo lo demás lo transformará en grasa cuya capacidad de almacenamiento es ilimitada, claramente demostrable en las obesidades mórbidas.

Además, como el efecto de la insulina en nuestro torrente sanguíneo supone una disminución de los niveles de azúcar, esto produce un aumento del apetito y explica un segundo mecanismo de producción del sobrepeso.

La mejor expresión de todo esto que estamos contando es el denominado síndrome cardiometabólico o insulinoresistencia que supone la asociación de diabetes, hipertensión arterial, colesterol elevado y obesidad (sobre todo de tipo abdominal) y las personas que lo padecen (cada vez más en la población actual) tiene más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. En esta personas se produce una resistencia al funcionamiento normal de insulina y por ello tienen que segregar más cantidad de insulina para mantener normal su glucosa en sangre, y al final se produce un aumento de los niveles de insulina en sangre que se conoce como hiperinsulinismo. Y esto lleva a las cuatro complicaciones del síndrome:

1. Termina agotando la reserva pancreática de insulina produciendo la diabetes.

2. Se produce una elevación del colesterol y los triglicéridos.

3. Aumenta la retención agua y sal produciendo hipertensión arterial.

4. Se favorece la lipogénesis (formación de grasa) y con ella la obesidad.

Con todo lo comentado podemos deducir que para solucionar el problema del sobrepeso y la obesidad tenemos que mantener controlada la insulina de nuestro organismo. Y para ello podemos utilizar la selección de los alimentos que estimulen menos la secreción de insulina y la distribución adecuada la toma de alimentos. Pero estas explicaciones tendremos que tratarlas en posteriores artículos.

Fuente: www.estrelladigital.es

lunes, 28 de noviembre de 2011

Quitan custodia a madre de niño obeso en EU

En la ciudad de Cleveland, en el estado estadounidense de Ohio, un niño de 8 años que sufre de sobrepeso fue alejado de su familia. La decisión fue tomada por los trabajadores sociales que opinan que la madre del niño no hacía nada para combatir la obesidad de su hijo.

El menor, que ya lleva una semana en el centro social de su ciudad, pesa unos 80 kilos. Según los especialistas de los servicios sociales, la obesidad podría causar el desarrollo de diabetes y enfermedades hipertensivas en un futuro próximo.

Se informa de que antes de obtener una orden judicial para separar al niño de la familia, los trabajadores sociales observaron y analizaron las acciones de su madre durante un año, y varias veces se manifestaron con observaciones críticas señalando que la madre ignoraba los consejos de los médicos que podrían ayudar a reducir el peso del niño.

Los trabajadores sociales también llegaron a la conclusión de que la causa de la enfermedad no es hereditaria (aunque los padres del chico también sufren obesidad), sino la influencia del entorno. Uno de los argumentos de esta conclusión, en particular, fue su hermano mayor, de 16 años, que es delgado.

De hecho, es el primer caso en ese estado norteamericano en el que separan a un niño de su familia por problemas de sobrepeso. Los abogados de la madre del niño, a su vez, señalaron que los trabajadores de los servicios sociales se extralimitaron en sus competencias.

Según los datos del Centro estadounidense para el Control y Prevención de Enfermedades (CCPEEU, por sus siglas en inglés), alrededor del 17% de los niños y adolescentes del país menores de 19 años tiene sobrepeso. La proporción de adultos obesos en EE. UU. llega hasta el 33%.

Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/sociedad/issue_32920.html



domingo, 27 de noviembre de 2011

Detectan niños de 98 kilos en primarias de Chihuahua

Niños de primaria de 98 kilos detectaron las nutriólogas del programa Chihuahua Vive Bajando de Peso, implementado después de que se diera a conocer que el estado ocupa el primer lugar nacional en obesidad infantil.

El plan piloto, a cargo de la Secretaría de Fomento Social del gobierno del estado, inició en algunas escuelas primarias de la localidad, detectando las nutriólogas que el sobrepeso y la obesidad son principales problemas.

Leticia Pichardo, una de las profesionales de la nutrición a cargo del programa, dijo que el objetivo está enfocado a elevar la calidad de vida de la infancia, mediante una alimentación sana y la práctica del deporte.

Por su parte, Vanesa Padilla, nutrióloga a cargo del programa en la primaria Teófilo Borunda, dijo que se detectó un elevado porcentaje de niños con problemas de sobrepeso y obesidad, “hay casos de menores que están pesando 98 kilogramos”.

La alerta para la implementación del programa Chihuahua Vive Bajando de Peso, la emitió la Organización Mundial de la Salud (OMS), que colocó a México como el país con el mayor índice de obesidad en el mundo, dijeron las especialistas.

La OMS alertó que el porcentaje de obesidad en México es igual al de los países desarrollados -pero con una mayor población-, calculando un gasto de 150 mil millones de pesos en los próximos 10 años para tratar la enfermedad, dijeron.

La media nacional del índice de obesidad entre niños de cinco a 11 años de edad, de acuerdo a las especialistas, es de 32.4 por ciento y 20 estados de la república están por encima de ese porcentaje, 10 de ellos ubicados en el norte del país.

La obesidad, explicaron, se define como la enfermedad crónica de origen nutricional que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo y tiene que ver con cuestiones hereditarias, malos hábitos alimenticios y falta de ejercicio.

Además de que se calcula que reduce en siete años las expectativas de vida, la obesidad acarrea graves problemas de salud y consume al menos el 10 por ciento del presupuesto destinado a la salud, informaron.

Una de las escuelas de la localidad en donde se lleva a cabo el programa Chihuahua Vive Bajando de Peso es la primaria José Martí, que cuenta con comedor, debido a que es una de las instituciones con horario extendido, expusieron.

Además de una alimentación balanceada, los alumnos reciben clases de educación física por las mañanas, pues dicho programa se desarrolla en coordinación con el Instituto Chihuahuense del Deporte, se informó.

La institución que logre la mayor pérdida de peso entre sus alumnos en los próximos cuatro meses, recibirá un premio consistente en 25 mil pesos para el equipamiento de la escuela, por parte del programa federal Hábitat, destacaron.

Fuente: milenio.com


sábado, 26 de noviembre de 2011

La obesidad también deteriora el hígado

La cirrosis se relaciona generalmente con el excesivo consumo de alcohol y la hepatitis C, sin embargo la obesidad se presenta ahora como una de las principales causas de esta enfermedad que se caracteriza por deteriorar al hígado e impedir cumpla sus funciones vitales como el proceso de nutrientes, hormonas y medicamentos; fabricación de proteínas reguladoras de la coagulación sanguínea; eliminación de bacterias y toxinas de la sangre; y producción de bilis para ayudar a absorber grasas como el colesterol.

Así lo explicó a Sumedico el doctor Omar Bracho, médico naturolópata egresado de la Universidad de Barcelona, con especialidad en investigación en ciencias biomédicas, quien explicó que la cirrosis es una afección en la que el tejido del hígado se deteriora lentamente y forma cicatrices que bloquean parcialmente la circulación de la sangre.

Indicó que si bien el hígado es capaz de regenerar la mayoría de sus propias células cuando se dañan, en el caso de la cirrosis las cicatrices y la falta de circulación sanguínea impiden este proceso de regeneración, “por ello en etapas muy avanzadas de la enfermedad o en etapa terminal la única alternativa viable de supervivencia es el trasplante”.

En el caso de la obesidad, puntualizó, esta genera en primera instancia la enfermedad llamada hígado graso, donde la saturación de lípidos provoca las cicatrices y deriva en la cirrosis.

Pero la cirrosis también se relaciona con otras enfermedades del metabolismo, como es la diabetes y el daño en arterias coronarias, así como con el consumo de medicamentos corticoesteroides (variedad de hormonas del grupo de los esteroides).

Un grado muy severo de cirrosis, enfatizó, es cuando esta se da por combinación del alto consumo de bebidas etílicas, hepatitis C y obesidad.

El especialista apuntó que entre los síntomas de esta enfermedad se encuentran: debilidad, fatiga, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, pérdida de peso, dolor abdominal e hinchazón cuando se acumula líquido en el abdomen, picazón, vasos sanguíneos en forma de araña cerca de la superficie de la piel.

Fuente: diarioportal.com


viernes, 25 de noviembre de 2011

10 razones para desayunar

1.- Mejora el rendimiento intelectual, pues constituye la fuente de energía que el cerebro necesita después de una noche de ayuno. 

2.- Quienes desayunan suelen llevar a cabo el resto de las comidas del día, con una composición equilibrada.

3.- Contribuye a perder peso, pues las investigaciones han asociado el desayuno con un menor porcentaje de grasa corporal y un menor índice de masa corporal.

4.- Activa el metabolismo tras las horas nocturnas, donde el cuerpo enlentece su ritmo para funcionar sin nutrientes por al menos 8 horas.

5.- Reduce la ansiedad por comer y permite llegar al almuerzo con menos hambre.

6.- Mejora el rendimiento físico, ya que el cuerpo ha recibido su cuota de energía necesaria para poder moverse sin dificultades.

7.- Previene alteraciones en el organismo como la hipoglucemia.

8.- Un desayuno conformado por hidratos, proteínas y grasas, aporta nutrientes necesarios para que el organismo funcione correctamente.

9.- Un organismo nutrido y lleno de energía, mejora el estado de ánimo y el carácter en general.

10.- Constituye un buen momento para compartir con la familia o tomarse un pequeño tiempo para uno mismo.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Obesidad y depresión

La obesidad y la depresión son coincidentes en gran número de personas y por lo tanto se ha llegado a considerar la existencia de una posible asociación entre ambas situaciones.

Los estados depresivos influyen sobre la obesidad e incluso puede llegar a generarla pues el estrés de ella derivado favorece inadecuados cambios de los hábitos alimenticios que llevan a la persona a padecer de obesidad.

Cuando una persona se reconoce como sujeto obeso se favorecen las tendencias depresivas pues este trastorno además de ser ostensible promueve las burlas y las críticas de los demás.

Según una investigación del Centro Médico de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos, y publicada en la revista Archives of General Psychiatry, la obesidad parece estar asociada con un mayor riesgo de estados depresivos, al provocar insatisfacción de la persona aquejada con su imagen corporal y disminuir su autoestima, situándola bajo riesgo de depresión.

También las personas que sufren de depresión pueden aumentar la cantidad y frecuencia de la ingestión de comidas engordantes, mantener actitudes sedentarias y los efectos del tratamiento antidepresivo, un conjunto favorecedor del aumento del peso.

Se recomienda a los obesos que antes de iniciar algún tratamiento para la reducción del peso corporal analicen la posibilidad de que se encuentren deprimidos. La depresión no favorecería el éxito de ningún tratamiento donde se incluye una necesaria atención hacia los cambios que se debe hacer en cuanto a la incorporación de nuevos estilos de vida. La misma obesidad pudiera ser consecuencia de la depresión y simultáneamente deben ser solucionadas la obesidad como el estado depresivo.

De no actuar de esta manera existe el riesgo de no tomar en cuenta los problemas emocionales, causa y consecuencia del exceso del peso corporal y fracasar en el intento de incorporar nuevos conocimiento y hábitos con el fin de adelgazar.

Cuando se reduce de peso también comienzan a disminuir las manifestaciones de depresión. Pero para aquellos obesos cuya causa primaria en sus vidas es el estrés y otros sentimientos negativos, es dificultoso lograr la reducción del peso corporal si antes no son resueltos los problemas emocionales. En estos casos la obesidad es la consecuencia y no la causa.

La obesidad es uno de los problemas de salud más graves y de más rápido crecimiento en el mundo, merma la calidad de vida e incrementa el riesgo de muchas condiciones médicas serias, como la hipertensión arterial, problemas cardíacos, accidentes cerebrovasculares, alteración del colesterol y otros lípidos, diabetes mellitus tipo 2, enfermedades de la vesícula biliar y variados tipos de cáncer, entre otras. También es causa de depresión.

Su origen está asociado al consumo calórico por encima de las necesidades, la reducción progresiva del gasto calórico, o a la asociación de ambos factores.

Enfrentar la obesidad requiere una cultura nutricional y un equilibrio psíquico, para la aplicación de herramientas mentales adecuadas. También precisa un fortalecimiento interno del paciente, básico para obtener resultados perdurables y óptimos mediante algunos "bastones" que den seguridad y confianza en la búsqueda permanente de metas y objetivos claros, como la obtención de la salud, mejor estética de la figura, mayor eficiencia corporal y mental, o una combinación de varios o de todos ellos.

Bajar de peso no es tan difícil como parece o se cree. Lograrlo con éxito y de manera permanente solo requiere determinación, persistencia y algunos conocimientos nutricionales.

Artículo del Dr. Alberto Quirantes Hernández (cubaweb.cu)


domingo, 20 de noviembre de 2011

Trucos para evitar la "chatarra" en la dieta de tus hijos

Es domingo y ¿crees que estás destinado a llevar a los niños por una cajita llena de grasa y un juguete?

Toby Amidor recuerda claramente, aunque no con gusto, cómo su hijo moría de ganas de tomar una malteada de chocolate.

Amidor, madre de tres hijos, estaba pidiendo su orden en una pizzería cuando su hijo, Schoen, que en aquel entonces tenía 4 años, comenzó a hacer un berrinche porque ella quería que tomara agua con su comida y él quería una malteada. Su amigo estaba con ellos, y si su mamá sí lo dejó pedir un batido, ¿por qué él no podía?

“En verdad fue todo un espectáculo”, dice Amidor. “Fue vergonzoso, la gente se nos quedaba viendo”.

Una Cajita Feliz clásica de McDonalds, que consiste en una hamburguesa con queso, papas fritas y refresco, contiene 650 calorías. Los niños de preescolar deben ingerir cerca de 1,200 calorías al día, y un niño de primaria de consumir 1,600. Entonces, ese popular menú tiene más del doble de calorías que necesita consumir un niño de kínder en todo el día.

Cuando su hijo hizo el berrinche por la malteada, Amidor lo amenazó con terminar su reunión con su amigo, y lo dijo en serio. Incluso lo llevó a afuera para obtener toda su atención y le hizo saber que no estaba bromeando.

“Muchos padres ceden a las peticiones de sus hijos con mucha facilidad”, dijo Amidor, profesora adjunta en el Colegio de Maestros de la Universidad de Columbia y madre de tres niños pequeños.

Pero ese berrinche no disuadió a Amidor. Como dietista certificada y experta en nutrición para Food Network, no se iba a dejar manipular por un niño de preescolar.

“Lo saqué del restaurante y hablé seriamente con él”, dice Amidor, a quien no le agrada el contenido de azúcar de la bebida sabor chocolate, la cual contiene en promedio 400 calorías. “Le dije que si quería quedarse con su amigo, tenía que poner fin a su berrinche”.

Y funcionó. Schoen se calmó y rectificó su actitud, dice su madre.

Las empresas de alimentos procesados invierten miles de millones de dólares cada año para promocionar comida dulce y alta en grasas a los niños, por lo que es lógico que los padres tengan que sacar a sus hijos de los restaurantes para convencerlos de que deben comer comida saludable.

Es una lucha que los padres enfrentan con frecuencia. Según un nuevo estudio realizado por la Universidad de Yale, el 84% de los padres en Estados Unidos lleva a sus hijos a comer a restaurantes de comida rápida al menos una vez por semana.

Los investigadores analizaron más de 3,000 opciones de comida rápida en restaurantes de hamburguesas, pizzas, y demás locales enfocados en niños. Solamente 12 opciones pasaron la prueba de nutrición infantil.

Para que tu hijo (que en ocasiones puede ser un monstruo) ordene alimentos más sanos, debes conocer los trucos para convencerlo de dejar su pataleta y comer manzanas en vez de papas fritas.

¿Sobornarlos?

Kim Orlando, fundadora de TravelingMom.com, no se avergüenza al admitir que ofreció incentivos en efectivo para que sus tres hijos, de 8, 10 y 12 años de edad, comieran mejor en un viaje reciente alrededor de Estados Unidos.

“Me di cuenta de que si no hacía algo, sólo habrían comido nuggets de pollo y papas fritas desde Connecticut hasta California”, escribió en un correo electrónico.

“No quería discutir con ellos cada vez que nos deteníamos a comer, por lo que decidí sobornarlos. Les dije que si no comían NI UN SOLO nugget de pollo durante TODO el viaje, le daría 20 dólares a cada uno. Y funcionó de maravilla”.  
 
Una vez, de vez en cuando...

“Deja que coman todo lo que quieran, pero recuérdales que se trata de una ocasión especial”, recomienda Sandra Gordon, autora del libro Best Baby Products de Consumer Reports (Los mejores productos para bebés) y de un blog para mamás.

Ella sugiere aclararle a los pequeños: “Vinimos a Burger King sólo porque es tu cumpleaños, pero no regresaremos sino después de mucho tiempo”.

Sus hijos comenzaron a competir para ver quién encontraba la mejor alternativa. Darío, su hijo mayor, se enamoró de la ensalada César, Sofía se volvió la “reina de los sándwiches de tocino, lechuga y jitomate”, y su hijo menor, Romano, optó por la pasta.

Fuente: mexico.cnn.com

sábado, 19 de noviembre de 2011

La pizza "un vegetal" para Congreso de EU

El Congreso de EEUU dio el jueves un portazo a los activistas que luchan contra la obesidad infantil al aprobar una ley que deja de lado las propuestas que amenazaban con acabar con el reinado de la pizza y las papas fritas en los menús escolares de los colegios públicos.

Los cambios retirados, que habrían despojado a la pizza del estatus de verdura del que disfruta ahora y limitaban la cantidad de papas fritas que se deben servir, derivan de una ley de nutrición infantil de 2010 que buscaba mejorar la calidad de la nutrición escolar de las comidas que se sirven a 32 millones de niños estadounidenses.

La votación es un triunfo para los fabricantes de patatas fritas y pizzas congeladas y se produce semanas después de que las ricas industrias de alimentación, bebidas y restaurantes lograran debilitar las propuestas del gobierno a favor de directrices nutricionales voluntarias.

"Es una victoria importante", dijo Corey Henry, portavoz del Instituto de Alimentación Congelada Americano (AFFI, en sus siglas inglesas). Esta asociación gremial presionó al congreso en nombre de los vendedores de pizzas congeladas como ConAgra Foods y Schwan Food y de los fabricantes de patatas fritas McCain Foods y J.R. Simplot Co, el último muy conocido como proveedor de la compañía de comida rápida McDonald's.

"Nuestra preocupación es que las normas obligaran a las empresas a cambiar en muchos aspectos sus productos, que los harían desagradables a los estudiantes", dijo Henry.

Otros miembros de la AFFI incluyen a H.J. Heinz, General Mills y Kraft Foods.

Las comidas de los colegios eran una pequeña parte de una ley mucho más grande que afectaba a muchos departamentos del Gobierno federal. El Congreso envió la ley al Senado para su aprobación final.

"Empezaron con las patatas fritas y ahora se han movido hasta la pizza", dijo Jared Polis, un demócrata de Colorado, que lamentó las ayudas públicas a dietas insalubres a través de los comedores escolares. "La pizza en sí misma (sin los ingredientes añadidos)... no es una verdura, es de sentido común".

Además de una limitación a una taza de patatas fritas a la semana, el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, en sus siglas inglesas) también había propuesto límites a las verduras almidonadas (altas en calorías) como el maíz, los guisantes y las habas, al mismo tiempo que recomendaba que las comidas se sirvieran con una mayor variedad de fruta y verdura.

Según un informe del USDA de 2007, la pizza y las patatas fritas estaban entre las comidas más consumidas por los participantes en el programa escolar nacional.

Comidas escolares más saludables es una de las piedras angulares de la campaña de la primera dama Michelle Obama para acabar con la obesidad infantil. Casi uno de cada tres niños en EEUU tiene sobrepeso u obesidad y los números siguen creciendo.

"Está claro que más pizza y patatas fritas en los colegios no es bueno para los niños, pero es bueno para las empresas que hacen pizza y patatas fritas", dijo Margo Wootan, directora de nutrición en el Centro para la Ciencia en el Interés Público, un grupo de consumidores que defiende mejores políticas alimentarias y nutrición.

Fuente: que.es

http://www.thebariatric.com
http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

viernes, 18 de noviembre de 2011

¿Cuánto cuesta una cirugía de bypass gástrico?

Hace unos días, el periódico El Universal  difundió la historia de María Eugenia Vázquez, una mujer de 49 años que podría pesar unos 200 kilos, según sus propios cálculos. 

La nota narra la historia de Maru, quien busca ser beneficiaria de una de las cirugías de bypass gástrico que promueve de manera gratuita el Gobierno del Distrito Federal; sin embargo, mencionan que el costo de este tipo de cirugía fluctúa entre los 250 y 300 mil pesos, costo fuera de la realidad.

En México, en el medio privado, una cirugía de bypass gástrico, tiene un costo promedio de 140 mil pesos, inclusive, hay otros métodos igual de falibles y mucho más económicos, como la cirugía de banda gástrica.

Si te interesa este tipo de cirugías, consulta con profesionales y pregunta sobre las opciones de crédito. ¡Llámanos!

Dr. Arturo Rodríguez
17 años de experiencia en
Cirugía Bariátrica

http://www.thebariatric.com
http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

jueves, 17 de noviembre de 2011

Ejercicio, alternativa para combatir la obesidad

Ejercitarte dos veces por semana no modifica el peso corporal ni el porcentaje de grasa corporal; sin embargo, el entrenamiento de tres y cuatro días por semana, sí tiene un significativo efecto.

El libro “La Obesidad” de Federico Soriger Escofet, cita varios estudios que investigaron la frecuencia óptima de entrenamiento, considerando el ejercicio como método de reducción de pesos.

Menciona por ejemplo que el grupo de personas que entrenó cuatro días por semana, redujo su peso corporal y el panículo adiposo significativamente más que el grupo que entrenó sólo tres días por semana; aún así, la reducción de grasa corporal fue muy similar en ambos grupos.

El ejercicio físico moderado, puede ser utilizado como medida terapéutica en los obesos de edad avanzada, pues incide doblemente, aumentando el gasto calórico diario; además, tomando como válida la hipótesis de algunos autores sobre el incremento de la adiposidad abdominal con la edad, sería lógico pensar la posibilidad de revertir el proceso mediante el ejercicio.

Ejercitarse además ayuda a disminuir el estrés, aumenta la fuerza física, aumenta la autoestima, disminuye los riesgos de enfermedades cardiovasculares, fortalece tu corazón, aumenta la capacidad de los músculos para utilizar el oxígeno y libera más oxígeno en ellos, lo que aumenta su capacidad de trabajo.

¿Qué esperas para ejercitarte? No olvides consultar a tu médico antes de iniciar cualquier programa de ejercicio, pues tu rutina debe estar basada en tu edad, estado de salud y condición física.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Obesidad y diabetes infantil

El exceso de grasa provoca que los infantes, aunque no tengan factores hereditarios, desarrollen diabetes, y quienes tengan antecedentes, aceleren el proceso.

La diabetes infantil es la segunda enfermedad crónica más común en ese rango de edad. Antiguamente era un mal propio de adultos, pero con el crecimiento del índice de obesidad, asociado a una vida sedentaria, los casos en infantes se incrementaron significativamente.

La nutricionista Noemí García explica que la diabetes es más común en países desarrollados, por su estilo de vida, pero que ahora han visto muchos pacientes en nuestro país, especialmente por la inadecuada alimentación y el estrés que viven los infantes.

Cuando es provocada por factores hereditarios, se desarrolla diabetes tipo 1, que necesita inyecciones de insulina, regularmente. En cambio, la diabetes tipo 2 se puede controlar con dieta y ejercicio.

Esta enfermedad no tiene cura y se puede detectar desde los cinco años. Entre sus síntomas están: Orinar frecuentemente, tener mucha sed, incremento del apetito, cansancio y pérdida de peso.

Los niños diabéticos deben respetar régimenes de alimentación y ejercicio, lo que los hace sentirse diferentes a sus amigos. Por eso los padres y maestros deben apoyarlos en todo momento.

Fuente: elquetzalteco.com.gt

http://www.thebariatric.com
http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica 

martes, 15 de noviembre de 2011

Aseguran productos "milagro" de CV Directo

La Secretaría de Salud, a cargo de Salomón Chertorivski Woldenberg, aseguró 13 mil 572 piezas de productos denominados "milagro" en bodegas de la empresa CV-Directo, debido a que incumplen con la legislación sanitaria y pueden representar un riesgo a la salud pública.

De acuerdo con un comunicado, los productos asegurados son de los más anunciados: Malunggay, Cold Heat Extreme, Skinny Shot, Celunuvel, Cold Heat y One Week Ultra.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) verificó nueve bodegas de la mencionada empresa que se localizan en el DF y el estado de México y procedió al aseguramiento de estos productos, ya que prometen tratar o rehabilitar múltiples enfermedades sin tener base científica.

Además, se aseguraron 5 mil 238 unidades de etiquetas y folletos, por infringir la legislación sanitaria al atribuir a los productos propiedades específicas que no tienen.

Se trata del mayor decomiso de productos "milagro" logrado de un solo golpe en lo que va del año, y supera en 49.4% el volumen de 9 mil 82 productos asegurados a la empresa Capslim de México en el mes de septiembre pasado, en tanto que las autoridades sanitarias estatales han reportado la inmovilización de 13 mil 114 unidades de productos con similares características.

De acuerdo con la publicidad, el Malunggay sirve para combatir supuestamente dolores de cabeza, colitis, gastritis, diabetes, mala circulación, presión arterial alta y baja. El Cold Heat Extreme es un gel que "ayuda a reducir talla y peso", en tanto que el Skinny Shot ofrece perder peso "de manera acelerada".

A su vez, el Celunuvel reafirma supuestamente la piel de arrugas prematuras, el Cold Heat es un gel que "ayuda a eliminar la grasa" y el One Week Ultra "sirve para reducir tallas y controlar el peso".

La COFEPRIS reitera que los denominados productos "milagro" no son medicamentos, no tienen base científica, enmascaran enfermedades graves, se sustentan en la publicidad y distorsionan el mercado.

El regulador de la salud pública mantiene en la mira otros productos "milagrosos" y advierte que, junto con las autoridades sanitarias estatales, continuará retirando del mercado productos que pongan en riesgo la salud de la población.

Fuente: revistaemet.com

http://www.thebariatric.com
http://www.bandstersforum.com
http://www.bandagastricaonline.com
Twitter: @bandagastrica
Facebook: http://www.facebook.com/banda.gastrica

lunes, 14 de noviembre de 2011

Busca IMSS gen de la obesidad

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció que dirige una investigación para descubrir el gen de la obesidad en niños y jóvenes, denominado protocolo 'Genética de la obesidad de la infancia y la adolescencia', que permitirá contar con marcadores asociados al sobrepeso.

En un comunicado, el jefe de la Unidad de Investigación Médica en Bioquímica del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Miguel Cruz López, explicó que se integró un equipo multidisciplinario de médicos, enfermeras, nutriólogos y trabajadoras sociales.

Dicho equipo está apoyado por especialistas y alumnos de postgrado del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) .

En la investigación se invita a participar a la población sea o no derechohabiente, acudir a las unidades deportivas participantes del IMSS en el Valle de México, donde se llevan a cabo las pruebas a los menores, todos los sábados a partir de las 8:00 horas.

Destacó que el protocolo comenzó en la Unidad Deportiva Cuauhtémoc (Estado de México Poniente) y que desde el 8 de octubre, la actividad se lleva a cabo en la Unidad Deportiva Nezahualcóyolt (Estado de México Oriente) .

Una vez que se cumpla el objetivo de reunir a 500 o 600 menores, el estudio continuará en la Unidad Deportiva Independencia (sur del Distrito Federal) y finalmente en la Unidad Deportiva Morelos (al norte del Distrito Federal) .

Explicó que el propósito de esta investigación es conocer los componentes y la importancia de la genética con respecto al desarrollo de la obesidad e identificar en niños y jóvenes mexicanos factores de riesgo para prevenir la aparición de enfermedades crónico degenerativas.

Al celebrarse este 14 de noviembre el Día Mundial de la Diabetes, precisó que el objetivo es reunir a tres mil niños y jóvenes entre seis y 14 años de edad, con el consentimiento y supervisión de sus padres, para la aplicación de cuestionarios específicos sobre alimentación.

También se les preguntará sobre la actividad física y antecedentes heredofamiliares de enfermedades, con el propósito de evitar factores de riesgo que desencadenen padecimientos como diabetes o insuficiencia renal.

Detalló que los sábados se les aplica a todos los participantes mediciones antropométricas (peso, talla, circunferencia de cintura) , toma de presión arterial, determinación de los niveles de glucosa, triglicéridos, colesterol e insulina y genéticos (se busca identificar genes que se asocien a la obesidad infantil) .

Cruz López señaló que esta investigación obedece a la preocupación de los profesionales de la salud por el alarmante aumento de peso en los menores.

"Las encuestas de salud de 1999 y 2006 señalaron que en tan solo seis años hubo un incremento, en el caso de los niños, de 77 por ciento en obesidad, y de las niñas de 47 por ciento; en términos de sobrepeso también se observó un ascenso dramático", destacó el especialista del IMSS.

Indicó que la justificación para la búsqueda de los marcadores se sustenta en que la población del país difiere de otras por su historia genética.

Informó que en promedio, el mexicano tiene 65 por ciento de herencia indio americana, 30 por ciento europea y cinco por ciento africana y esta condición se refleja en los genes que se asocian a diabetes y exceso de peso.

Explicó que de manera general, la genética de la obesidad se traduce en la incapacidad de quemar el exceso de energía que consumimos (calorías) y que se almacena en forma de grasa.

El investigador explicó que el beneficio directo para los participantes es la evaluación integral de los niños, lo que permite detectar si presentan algún grado de sobrepeso u obesidad.

Incluso, dijo, la presencia de pliegues de color obscuro (acantosis) en cuello y antebrazo, que indican la probabilidad de que padezca alteraciones metabólicas y hasta prediabetes.

La información se maneja de forma confidencial, los médicos la entregan por escrito a los padres, a quienes se les explica cada una de las mediciones y los cambios en el estilo de vida que deben realizar para prevenir enfermedades.

Cruz López explicó que existen tres componentes principales que causan sobrepeso, obesidad y otros padecimientos crónicos: el sedentarismo, que es la falta de actividad física diaria, permanecer la mayor parte del día sentado frente al televisor y utilizar medios de transporte en lugar de caminar distancias cortas.

También se debe a la alta ingesta calórica, es decir, el mayor consumo de bebidas azucaradas, de carbohidratos (tamales, pan, pizza, hamburguesa, etcétera) con elevado contenido en grasas y proteínas y la genética que se analiza en este protocolo.

Fuente: eluniversal.com.mx