viernes, 31 de agosto de 2012

Brasil, obsesionado con el cuerpo, pero cada vez más gordo


Esculturales mujeres en diminutos bikinis toman sol mientras adonis  juegan al fútbol en la playa: esta imagen clásica de Brasil, un país obsesionado con el cuidado del cuerpo, se ve amenazada por el sobrepeso, que ya afecta a la mitad de la población.

En la avenida que bordea el mar y en las playas de Río de Janeiro, gordos y flacos exhiben democráticamente sus cuerpos en un país que en los últimos años ha logrado sacar de la pobreza a 30 millones de personas, y donde la dieta diaria tradicional incluye arroz, frijoles y carne de cerdo.

Pero de manera creciente, los gordinhos comienzan a apoderarse de la escena, opacando a las musas que una vez inspiraron canciones como la popular Garota de Ipanema.

Un informe del ministerio de Salud, divulgado en abril, mostró que el porcentaje de personas con sobrepeso pasó de 42.7 por ciento en el 2006 a 48.5 por ciento en el 2011; mientras que el índice de obesos subió casi 5 por ciento en esos cinco años, de 11.4 por ciento a 15.8 por ciento.

“Es la hora de dar vuelta el partido para no llegar a ser un país como Estados Unidos”, donde 35.7 por ciento de la población adulta es obesa, indicó entonces el ministro de Salud, Alexandre Padilha.

El brasileño “come mal, podría comer verduras, legumbres, pero no, prefiere el carbohidrato, la grasa, que es lo más fácil”, dijo Solange de Gonçalves, una carioca de 38 años que pesa 123 kilos y está entre los 30 millones de obesos del país.

La vida del obeso en Brasil no es fácil, siempre señalado y discriminado, considera Solange, que nunca pudo conseguir un trabajo.

“En la calle la gente se te queda viendo, comprar ropa es muy difícil, y en el autobús, una vez no conseguí pasar el torniquete y me quedé atascada. Después el cobrador, cuando me veía, me hacía entrar por la puerta de atrás, la gente no quiere sentarse a tu lado, es triste”, recordó con voz quebrada.

Solange ve con cierto celo a los artistas, lindos y delgados, que colman todos los días los espacios de la televisión.

Son los cuerpos de fantasía que tiene, por ejemplo, Suede Junior, un mulato modelo que en la playa de Ipanema luce un tatuaje en su pectoral derecho que dice Made in Brazil, para no dejar duda sobre su origen.

“Ir al gimnasio, cuidarse, es casi un hábito carioca. No es difícil” estar en forma, comentó, desafiando la condición de la mitad de la población.

En julio, después de 12 años en lista de espera, Solange consiguió someterse sin costo, a través de la red de salud pública, a un bypass gástrico, una intervención quirúrgica con la que se reduce drásticamente el tamaño del estómago, cuya capacidad pasó de 1.2 litros a 30 mililitros.

“Estoy feliz, ya perdí 15 kilos y me dicen que puedo perder unos 50 kilos en total”, expresó la mujer, que por su condición es hipertensa y diabética.

Con la cirugía bariátrica —el bypass es el más común— un obeso puede perder hasta 80 por ciento del exceso de peso, pero el procedimiento es sólo un pequeño paso en un tratamiento que incluye un cirujano, un endocrinólogo, un psicólogo y un nutricionista y que dura toda la vida.

“El secreto del tratamiento es hacer dieta. La cirugía funciona como una herramienta para ayudar al paciente, pero si se sale de la dieta —come dulces, gaseosas, alcohol y grasas— la tendencia es que recupere el peso perdido como cualquier persona que no cumple la dieta”, explicó el cirujano Octavio Falcao, especialista en operación de obesos.

El número de cirugías bariátricas aumentó 275 por ciento en Brasil entre el 2003 y el 2010, llegando a 60,000 intervenciones por año, según cifras de la sociedad médica.

El bypass gástrico es un procedimiento muy costoso pero cubierto por todos los planes médicos del país. Pero a casos como el de Solange, sin seguro o dinero, les toca la larga espera de la salud pública.

Tras ser obeso durante 10 años, Jederson Edealdo das Dores ha decidido someterse a la operación, que dura unos 45 minutos si es laparoscópica —técnica privilegiada por la mayoría de los médicos privados— o seis horas si es una intervención común, como ocurrió con Solange, que luce una amplia cicatriz en la barriga.

“Antes era flaco, era una persona normal”, dijo cabizbajo Jederson, que no pudo precisar su peso. “Quiero vivir diferente, ser saludable, normal”, insistió.

La sociedad se ha ido adaptando poco a poco a los cambios en la balanza de sus miembros. El año pasado, por primera vez en la historia, la prestigiosa escuela de samba Salgueiro de Río de Janeiro eligió como musa a Vania Flor, una gran bailarina de 27 años y de 104 kilos de peso.

Fuente.- elnuevoherald.com

jueves, 30 de agosto de 2012

Restricción calórica, mejora la salud

La restricción calórica, un tipo de dieta que consiste en ingerir menos calorías de las recomendadas, no alarga la esperanza de vida pero mejora la salud, según un estudio con monos publicado hoy por la revista científica "Nature".

La restricción calórica es la práctica de limitar la ingesta de calorías diarias entre un 10 y un 40 %, con la esperanza de mejorar la salud y retrasar el envejecimiento, una tesis que estudios previos habían probado en roedores.

La investigación publicada hoy, iniciada hace 23 años por un grupo de científicos del National Institute on Aging de Baltimore (EEUU), rechaza que esta dieta tenga capacidad para alargar la vida, al menos en los monos, aunque sí reconoce sus efectos positivos sobre la salud de estos animales.

Los científicos, liderados por el biólogo español Rafael de Cabo, redujeron en un 30 % la ingesta de calorías de monos Rhesus (Macaca mulatta) y evaluaron los efectos de esta dieta en ejemplares de distintas edades y género.

Concluyeron que su esperanza de vida, que habitualmente alcanza los 27 años, no se incrementó ni entre los monos mayores, de entre 16 y 23 años en el momento de iniciar la dieta, ni entre los más jóvenes, menores de 14 años cuando comenzó el experimento.

En cambio, los investigadores descubrieron que la restricción calórica sí aportó algunos beneficios al metabolismo de estos primates.

"Observamos una mejora general en parámetros asociados con enfermedades típicas del envejecimiento, como las metabólicas (diabetes, obesidad), las cardiovasculares y el cáncer", explicó a Efe De Cabo.

En particular, los monos que comieron un 30 % menos de calorías presentaron niveles más bajos de triglicéridos, colesterol y glucosa, especialmente entre los machos, así como una incidencia "notablemente menor" de cáncer entre los primates más jóvenes.

La investigación, que según De Cabo podría prolongarse aún durante otras dos décadas, se centra ahora en averiguar las claves metabólicas y moleculares responsables de los efectos de la restricción calórica sobre el organismo de estos monos.

"La respuesta es muy parecida a otras respuestas de estrés, por lo que podríamos considerar la restricción calórica como un estrés metabólico, que causa ajustes globales en el organismo y que, cuando se mantiene por un largo período de tiempo, provoca beneficios profundos en la salud", explicó el biólogo.

De Cabo espera asimismo comparar sus resultados con los obtenidos por el Wisconsin National Primate Research Center en una investigación paralela, también llevada a cabo con monos e iniciada en la década de 1980, que sí defiende la capacidad de esta dieta de alargar la vida de estos primates.


miércoles, 29 de agosto de 2012

Revela IFAI fracaso de estrategia antiobesidad en México

La estrategia del gobierno federal para combatir la obesidad ha fracasado y significa miles de muertes, y el agravamiento de la crisis de las finanzas en el sector salud dado que con ello se ha provocado una epidemia de obesidad y diabetes, según información obtenida a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI).

Según un comunicado de la organización El Poder del Cosumidor,  en el documento “El fin del Acuerdo Nacional por la Salud Alimentaria (ANSA) y la necesidad de una Ley y Política Integral de combate a la Obesidad”, se solicitó a cada una de las 17 dependencias informes sobre los avances en los compromisos que firmaron en el ANSA. Como ejemplo, EPC se refirió a los informes de la Secretaría de Salud en los que manifiesta que no cumplió diversos compromisos por falta de recursos, misma respuesta que otras dependencias dieron a la solicitud de información.

Según el director de dicha organización, “la llamada estrategia para combatir la obesidad nació muerta por tratarse de un Acuerdo, de un instrumento que carece de vínculos a la legislación, que no cuenta con recursos financieros asignados, que no es obligatorio, que no establece sanciones ni seguimiento. El ANSA es un instrumento muy débil, como lo calificó el Relator Especial por el Derecho a la Alimentación de Naciones Unidas.

Alejandro Calvillo, Director de El Poder del Consumidor señaló que  los 10 objetivos del ANSA son correctos, aunque falta en ellos la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia. Sin embargo, la falta de instrumentos para lograr estos objetivos los deja sólo como enunciados, apuntando tres ejemplos:

En el objetivo 2 se plantea: “aumentar la disponibilidad, accesibilidad y el consumo de agua simple potable”. No se ha implementado ningún programa para la introducción de bebederos en escuelas y espacios públicos. Los mexicanos seguimos siendo los mayores consumidores de refrescos y agua embotellada.

En el objetivo 4 se establece incrementar el consumo diario de frutas y verduras, leguminosas y cereales integrales. No se ha desarrollado ningún programa para facilitar la disponibilidad y acceso de la población a estos productos, al contrario, se ha permitido la especulación con sus precios.

Por último, en el objetivo 5, se propone: “mejorar la capacidad de decisiones informadas a través de un etiquetado útil”. Cofepris  y Secretaría de Salud, al contrario, permitieron a las empresas implementar un nuevo etiquetado que, de acuerdo a un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública, engaña a los consumidores.

martes, 28 de agosto de 2012

México, 4º a nivel mundial en Obesidad Infantil

El 29.0 por ciento de las niñas y el 28.1 por ciento de los varones entre 5 a 17 años sufre sobrepeso en México, reveló la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), mientras que el país ocupa el cuarto lugar en obesidad infantil.

En tanto, la prevalencia del sobre peso es del 14.7 por ciento en los niños de Puebla y del 15.6 por ciento en las niñas, mientras que la tasa de obesidad es de 7.1 por ciento en los infantes varones y de 7.8 en menores de edad mujeres.

Ambos datos fueron revelados en el estudio El Reto de la Obesidad Infantil en México publicado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados.

El estudio referido con datos actualizados a 2012 establece que el promedio de niños mexicanos con obesidad solo es superado por Grecia, Estados Unidos e Italia, también miembros de la OCDE. 

También se destaca que México es el segundo lugar de la OCDE con esta prevalencia en la edad adulta.

Respecto a la obesidad en los niños, estudio subraya que en 1999 el 18.4 por ciento de los menores padecían este problema, sin embargo, creció  al 26.2 por ciento, es decir, tuvo un crecimiento anual de 1.1 por ciento.

El estudio también destaca que las tasas sumadas de sobre peso y obesidad ascienden 69.7 por pro ciento en la zona sur del país, donde se ubica Puebla, mientras que es del 72.6 por ciento en la ciudad de México y del 66.45% en el sur de la República.

La prevalencia del sobre peso y la obesidad en los escolares de Puebla es de 14.7 por ciento en niños y de 15.6 por ciento en niñas, mientras que la obesidad es del 7.1 por ciento en los menores varones y de 7.8 por ciento en féminas.

Cabe destacar que según datos del Instituto Nacional de Geografía e historia en la entidad viven un millón 799 mil 744 niños y niñas entre cero y 14 niños, lo que representa el 31 por ciento del total de la población en la entidad.

La publicación establece que la importancia de estos datos es el aumento de las enfermedades cardiovasculares y diabetes.

En este sentido, cabe destacar que la Organización Mundial de la Salud  informó que cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.

El 44 por ciento de las causas de las muertes relacionadas con la obesidad se refieren a diabetes, 23 por ciento son cardiopatías isquémicas y entre el 7 por ciento y 41 por ciento del origen de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso.

También señala que en México la diabetes tuvo un mayor ascenso respecto a las demás causas de decesos, al pasar de 3.38 por ciento de las muertes totales en 1980 a 6.1 por ciento en 1990; 10.65 por ciento en 2000 y 14.02 por ciento en 2010.

Además la tasa de mortalidad por diabetes creció de manera exponencial en 30 años, es decir, de 48.22 por ciento en 1980 a 123.08 por ciento en 2010.

"La OMS estima que en 2030 morirán cerca de 23.6 millones de personas por enfermedades cardiovasculares, sobre todo por cardiopatías y accidentes vasculares cerebrales. En el futuro será la principal causa de muerte y que afectará aún más a países de ingresos medios y bajos", subraya.

Otro de los riesgos de la obesidad es que según datos de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofermer) para 2017 los costos de salud generados por enfermedades asociadas al exceso de peso en México ascenderán a 150 mil millones de pesos.

Fuente.- oem.com.mx

lunes, 27 de agosto de 2012

La comida rápida es más cara que la comida sana

Un artículo difundido por The New York Times demuestra que la comida rápida no es más barata que la comida sana y que por lo tanto, esa no es una excusa válida para hablar de los problemas de obesidad en la sociedad norteamericana. 

En las imágenes se muestra cuánto cuesta alimentar a cuatro personas con determinado tipo de comida. La primera es la alternativa más costosa y plantea un posible menú para que cene una familia en McDonald’s. Las otras dos opciones son más sanas y también más baratas.



Según Mark Bitmann, autor del artículo, otra afirmación sobre por qué se consume tanta comida chatarra es que su contenido calórico es mayor en relación al precio que se paga que en otros tipos de comida. Es por eso que en las imágenes también aparece la información nutricional de cada una de las comidas para desmentir que suceda eso, mostrando que en promedio la cena de McDonald’s tendría 900 calorías y el pollo con verduras, pan llega a las 934. Además, ese plato es el que mayor contenido proteico tiene superando en un 191% al de McDonald’s. La tercer alternativa, con arroz, verduras, y un poco de carne, es la que tiene menor cantidad de calorías, grasas y carbohidratos.



El artículo completo aborda distintas hipótesis sobre por qué existe tanto consumo de comida chatarra que van desde el no querer cocinar, a una especie de adicción que producen ciertas comidas y resalta también la importancia del poder político y cómo puede promover un tipo de consumo u otro. Una de las afirmaciones más interesantes, es que no se debe pensar que lo contrario a la comida chatarra es la comida orgánica y que es la única válida, sino que en cualquier supermercado existen todas las variedades de alimentos para llevar una dieta sana de forma económica.

Fuente.- cukmi.com

domingo, 26 de agosto de 2012

¿Quieres que tus hijos coman saludable? Usa dibujitos

Para los niños que hacen ascos a frutas y verduras, la imagen de un dibujo animado en un aperitivo saludable podría hacer más atractiva esta elección, según un estudio elaborado en Estados Unidos.

Los investigadores, cuyos resultados se publicaron en Archives of Pediatric and Adolescent Medicine, descubrieron que cuando se ofrecían manzanas y galletas durante el almuerzo a los estudiantes de enseñanza primaria, era más probable que los niños eligieran la manzana si tenía la pegatina de un dibujo animado llamativo como Elmo, el personaje de Plaza Sésamo.

David Just, codirector del Centro Cornell de Economía del Comportamiento en el Programa de Nutrición Infantil, que trabajó en el estudio, da luces de cómo combatir a las empresas de comida chatarra: "Si tratamos de promocionar una alimentación más sana, necesitamos ser tan inteligentes como las empresas que venden comida menos saludable".

Tomando nota de que los personajes de dibujos animados y la publicidad llamativa que a menudo se ponen en paquetes de galletas y caramelos, añadió que "el mensaje debería ser: combatir el fuego con el fuego".

Just y sus compañeros ofrecieron galletas y manzanas a 208 niños de entre ocho y 11 años en escuelas de zonas suburbanas y rurales cada día a la hora del almuerzo durante una semana. Los niños podían elegir una manzana, una galleta o ambas, junto con la comida normal.

Algunos días, los aperitivos se ofrecieron sin pegatinas de dibujos animados u otro tipo de marcas. Otros días, ya fuera la galleta o la manzana llevaban la imagen de un personaje de dibujos familiar.

Cuando los alimentos no tenían ninguna marca, el 91% de los niños optó por la galleta y sólo menos de un cuarto tomaron la manzana.

Pero cuando la pegatina de Elmo estaba en las manzanas, el 37% de los niños cogieron la fruta, informaron los investigadores. 

Fuente.- 24horas.cl

sábado, 25 de agosto de 2012

Jóvenes obesos, más propensos a los cálculos biliares

Los niños que tienen sobrepeso, o que son obesos, sufren un mayor riesgo de cálculos biliares, según un estudio de la compañía de seguros médicos Kaiser Permanente, publicado en el 'Journal of Pediatric Gastroenterology & Nutrition'.

Los investigadores descubrieron que los niños y adolescentes con sobrepeso tenían el doble de probabilidades de tener cálculos biliares, en comparación con los niños y adolescentes que tenían un índice de masa corporal normal. Los que estaban moderadamente obesos tenían cuatro veces más probabilidades de tener cálculos biliares, y los que eran extremadamente obesos tenían seis veces más probabilidades de sufrir esta condición.

El estudio se basó en la información de los registros electrónicos de salud de más de 510.000 niños de 10 a 19 años, de 2007 a 2009, que eran miembros de Kaiser Permanente en California. El tamaño y la diversidad de este estudio permitieron a los investigadores explorar las disparidades raciales y étnicas, observando que los jóvenes hispanos eran más propensos a tener cálculos biliares que los jóvenes de otras razas y etnias.

"A pesar de que los cálculos biliares son relativamente comunes en los adultos obesos, los cálculos biliares en niños y adolescentes han sido históricamente raros", afirma la autora principal del estudio, Corinna Koebnick, del Departamento de Investigación y Evaluación de Kaiser Permanente. La experta apunta que "estos resultados se suman a una tendencia alarmante -los jóvenes que son obesos o extremadamente obesos son más propensos a tener enfermedades que normalmente tienen lugar en adultos".

Los investigadores encontraron una fuerte asociación entre la obesidad y los cálculos biliares en las niñas, más que en los niños. Así, las niñas obesas y extremadamente obesas tienen entre seis y ocho veces más probabilidades, respectivamente, de tener cálculos biliares que las niñas con bajo peso o de peso normal, mientras que los niños obesos y con sobrepeso tienen el doble y el triple de probabilidades de tener cálculos biliares que sus contrapartes de bajo peso, o peso normal.

Los cálculos biliares son un problema de salud importante en los Estados Unidos, y afecta a un estimado de 20 millones de adultos. Los síntomas incluyen dolor abdominal recurrente y náuseas, aunque muchas personas con cálculos biliares no tienen síntomas. Los cálculos biliares pueden obstruir el paso de la bilis en el intestino, lo que a su vez puede causar daño severo o infección en la vesícula biliar, el hígado o el páncreas y, si se deja sin tratamiento, la enfermedad puede ser fatal.

"La alta tasa de cálculos biliares en niños y adolescentes obesos pueden sorprender a los pediatras, porque esta enfermedad es generalmente considerada como un trastorno de adultos. Dado que la obesidad es tan común, los pediatras deben aprender a reconocer los síntomas característicos de cálculos biliares", afirma George Longstreth, coautor del estudio y gastroenterólogo de Kaiser Permanente en el Centro Médico de San Diego.

Este estudio es parte de una serie de programas de investigación en curso que tienen como objetivo identificar y tratar la obesidad infantil. El Estudio de Kaiser Permanente descubrió que el 7,3 por ciento de los niños, y el 5,5 por ciento de las niñas, menores de 20 años, son extremadamente obesos.

Fuente.- europapress.es

jueves, 23 de agosto de 2012

Antibióticos en bebés podrían provocar obesidad

Investigadores de la Universidad de Nueva York han descubierto que la exposición temprana a los antibióticos podría tener amplias implicaciones clínicas, que pueden alterar el metabolismo de los nutrientes y provocar obesidad en los niños. El hallazgo ha sido publicado en la revista 'Nature'.
 
Desde la década de 1950, se han utilizado bajas dosis de antibióticos en la industria agrícola. Durante décadas, los productores ganaderos han utilizado la terapia con antibióticos subterapéuticos (STAT), no para combatir la infección o la enfermedad, sino para aumentar la ganancia de peso en bovinos, porcinos, ovinos, pollos y pavos, entre otros animales de granja.

El primer autor del estudio, Ilseung Cho, y sus colaboradores, se propusieron revelar cómo actúan los antibióticos sobre el cuerpo para crear este efecto, con la hipótesis de que las dosis bajas de antibióticos pueden alterar la composición y la función de las bacterias del intestino. El estudio resultante confirmó la teoría de los investigadores sobre el microbioma intestinal -un término utilizado para referirse a la comunidad de bacterias que vive en el estómago- y plantea nuevas preguntas sobre cómo su manipulación puede afectar el metabolismo del cuerpo.

Los investigadores administraron STAT a ratones normales, y observaron que los ratones que recibieron antibióticos desarrollaron un aumento en el porcentaje de grasa corporal. Después de seis semanas, los ratones habían ganado, aproximadamente, entre un 10 y un 15 por ciento más de masa grasa que los ratones que no recibieron antibióticos. Los investigadores también observaron que la densidad ósea aumentó significativamente en los ratones que recibieron STAT durante el desarrollo temprano, y que las hormonas relacionadas con el metabolismo también se vieron afectadas.

"Mediante el uso de antibióticos, se puede manipular la población de bacterias y alterar la forma en que metabolizan ciertos nutrientes", afirma Cho, profesor de Medicina en la Universidad de Nueva York (UNY). El investigador añade que, ahora, la comunidad científica está comenzando a comprender cuán complejo es el microbioma, y cómo afecta a la salud y a la enfermedad. Según los investigadores, este nuevo hallazgo tiene el potencial de afectar a una amplia gama de condiciones, que van desde la obesidad infantil, hasta el síndrome metabólico en adultos.

Descubiertos en el siglo XX, los antibióticos comenzaron a usarse después de la Segunda Guerra Mundial, con importantes beneficios para la salud pública. El uso de estos agentes antibacterianos se incrementó dramáticamente en los años posteriores, aproximándose actualmente a un promedio de un curso de antibióticos al año, por niño, en los Estados Unidos. Sin embargo, existe una preocupación creciente de que la exposición a los antibióticos puede tener consecuencias a largo plazo, por lo que la investigación reciente se ha centrado en los efectos de los antibióticos sobre el desarrollo.

"Este trabajo muestra la importancia del microbioma durante los primeros años de vida, en condiciones como la obesidad", afirma el investigador principal, Martin J. Blaser, de la NYU, quien agrega que "el aumento de la obesidad en todo el mundo es coincidente con el uso generalizado de antibióticos, y nuestros estudios proporcionan un vínculo experimental".

Los científicos señalan que se necesita más investigación para confirmar esta teoría, pero que la manipulación del microbioma intestinal podría tener implicaciones para otras enfermedades afectadas por las funciones de las bacterias en el intestino.

Fuente.- europapress.es




miércoles, 22 de agosto de 2012

Dieta a corto plazo, kilos con intereses

La mitad de las mujeres sufren sobrepeso u obesidad a pesar de que más del 80 por ciento ha hecho dieta en algún momento, tal y como han explicado los expertos de la Fundación para la Prevención de la Anorexia, Bulimia y Obesidad (Fundación ABB). Por ello, indican que las 'dietas milagro' "aumentan las posibilidades de sufrir estas enfermedades".
 
En este sentido, consideran que practicar uno de estos regímenes puede dar resultados a corto plazo, pero que más tarde "se recuperan los kilos con intereses". Además, insisten en que no es de recibo realizar dietas con carencias nutricionales que "son recomendadas por un conocido o adquiridas en Internet.

Sin embargo, lo que más lamentan desde la Fundación ABB es que estos "pseudoconocimientos" se apliquen en niños en edad de crecimiento, ya que señalan que entonces "el problema se agrava". Para los especialistas, estas acciones "favorecen el sobrepeso y la obesidad".

Una de las razones a las que los representantes de esta fundación achacan este problema es a la información permanente de que se debe seguir un canon de belleza estrictamente marcado. Así, y según estudios recientes, "el 44 por ciento de las adolescentes con peso normal desean ser más delgadas, convencidas de que ello les traerá mayor éxito y felicidad".

Por todo lo anterior, la Fundación ABB recomienda a la hora de realizar una dieta que se realicen cinco comidas diarias variadas y equilibradas, no comer por aburrimiento u otros aspectos emocionales, hacer ejercicio moderado y diario, y dormir al menos ocho horas cada día.

Fuente.- europapress.es

martes, 21 de agosto de 2012

¿Obesidad infantil, abuso de sus padres?

¿Permitir que un niño o adolescente se vuelva extremadamente obeso puede ser calificado como abuso infantil por parte de sus padres?

Expertos en salud de Reino Unido creen que esta interrogante, aunque de difícil respuesta, debe ser considerado más seriamente. Casos recientes como el de Aberdare los han llevado a plantearse nuevamente el tema.

Hace algunos meses, en esta localidad ubicada en el sur de Gales, tuvo lugar una escena dramática. Un grupo de bomberos debió entrar a una casa para rescatar a una joven de 19 años, pero no del fuego.

La adolescente necesitaba un tratamiento médico urgente pero no pasaba por la puerta de su hogar debido a su peso, 318 kilos. La solución fue derribar una pared para poder llevarla al hospital.

Doctores y trabajadores sociales estaban listos para tratar a la paciente, pero muchos dentro y fuera de Aberdare se preguntaron por qué nadie tomó medidas preventivas -como poner a esta joven bajo un cuidado especial- antes de llegar a esos extremos.
Negligencia

"Mi punto de vista es que la obesidad infantil debería ser tratada como una forma de abuso, tal como se considera a cualquier clase de malnutrición", le dijo a la BBC Joanna Nicholas, experta en temas de protección infantil que se ha desempeñado durante 17 años como trabajadora social.

"Si un niño es obeso, es una suerte de abuso por el impacto físico y psicológico que esto provoca en su vida y las implicaciones en su salud futura. Siempre escuchamos que estos niños ya ni siquiera dejan su casa. Se quedan encerrados comiendo porque su existencia es tan miserable que nadie quiere su amistad", añadió.

Nicholas atendió personalmente seis casos de niños en los que su obesidad jugaba un papel fundamental.

"En un caso los padres sufrían de obesidad crónica y su punto de vista era que no había ningún inconveniente con su hijo que ameritara nuestra intervención". afirmó Nicholas.

"Al principio, el niño fue puesto bajo protección social, pero debido a que la familia no aceptaba que existía un problema terminamos en los tribunales. Finalmente, la corte decidió que el niño fuera retirado de la custodia de sus padres".

No existe en Reino Unido una cifra oficial sobre cuántos niños han sido puestos bajo la custodia del Estado debido principalmente a su obesidad.

Esto se debe a que las audiencias en los tribunales de familia raras veces llegan a la prensa debido a restricciones legales. Aunque las autoridades locales tienen el deber de recoger esta información, los casos de obesidad suelen perderse en definiciones más generales como negligencia.

Fuente.- bbc.co.uk


lunes, 20 de agosto de 2012

Principal invitado de Expo Antiobesidad en México: "Es la peor a la que he asistido"

“Es la peor conferencia a la que he asistido”, declaró el doctor Philip James, director de la Asociación Internacional para el Estudio de Obesidad (International Association for the Study of Obesity, IASO), el mayor organismo independiente especializado en el tema, al ser entrevistado después de asistir como principal invitado de la Expo-Cumbre Mundial de Diabetes, Obesidad, Nutrición y Problemas Cardiovasculares México en el WTC. 

La llamada “Cumbre Mundial” –que llevaba como slogan “por ti, por tu familia, por tu salud, por una cultura de prevención”– contó entre sus patrocinadores con Bimbo, McDonalds, Jumex, Alpura y farmacéuticas como Roche, Bayer y Boehringer Ingelheim. Al evento se integró el Congreso Nacional e Internacional de Nutrición y Endocrinología WTC México 2012, al cual se invitaron a expertos a dar conferencias de obesidad y diabetes. 

El Dr. Philip James de la IASO, fue el invitado principal a quien se le pidió, además, inaugurar el evento. Sin embargo, el doctor ni siquiera estaba enterado de que lo pondrían a inaugurar un evento en donde había patrocinadores como Bimbo y McDonalds. “Yo creía que iba a inaugurar la serie de conferencias, pero me pusieron a cortar el cordón de todo el evento”. Sorprendido por la presencia de la industria de alimentos, señaló: “En otros países, esto estaría completamente prohibido”. 

En su conferencia explicó que en ningún país del mundo está pasando lo que ocurre en México con la industria de alimentos. México es uno de los países con mayores índices de sobrepeso y obesidad y es en dónde se permite mayor publicidad e interferencia de la industria de alimentos en todos los ámbitos. El que una Cumbre sobre Diabetes, Obesidad, Nutrición y Problemas Cardiovasculares sea patrocinada por empresas que tienen responsabilidad en la generación de estas enfermedades o que se aprovechan de su alta incidencia, es una muestra del papel que juegan los poderes fácticos en México y la dificultad que existe para que se implementen políticas efectivas de prevención. 

El Dr. Philips expresó textualmente en su ponencia que “es necesario cambiar el ambiente tóxico para poder tener un real impacto en la disminución de sobrepeso y obesidad, de lo contrario es como llevar una gran roca cuesta arriba. Este no es un problema individual, sino que es el medio ambiente y la falta de regulaciones lo que nos ha llevado a tener índices tan altos de obesidad en el mundo”. 

Su visión como experto independiente, al frente de IASO, uno de los organismos más prestigiados a escala internacional en el estudio de la obesidad, sus causas y las políticas para enfrentarla, es totalmente la contraria a las de las empresas y sus representantes que centran el problema de la obesidad en las malas costumbres individuales. 

IASO ha estudiado a fondo el impacto de la publicidad de la comida chatarra dirigida a los niños, ha apoyado el desarrollo de etiquetados en los alimentos que realmente orienten a los consumidores, ha promovido la oferta exclusiva de alimentos saludables en los planteles escolares, entre otras medidas. La enorme dificultad de los padres de familia para que sus hijos tengan buenos hábitos alimentarios frente a la multimillonaria y sofisticada publicidad de la comida chatarra, a través de todos los medios, y su omnipresencia, además de la falta de acceso a alimentos saludables, es una prueba palpable de cómo el ambiente es el determinante de la obesidad. 

La sorpresa del doctor Phillips frente a la fuerte influencia de la industria de alimentos en México tiene que ver con una autoridad que actúa a favor de los intereses de las grandes empresas: como COFEPRIS que permite que éstas desarrollen y mantengan un etiquetado que engaña a los consumidores, violando la ley; y que no regula la publicidad de comida chatarra que dirigen estas empresas a la infancia, con intensos mecanismos de engaño y manipulación, generando el deterioro de los hábitos alimentarios desde temprana edad. 

En la “Cumbre Mundial” se invitaba a los participantes a tener un “recorrido por la salud” patrocinado por Jumex y Bimbo en el cual se entregaba un paquete con diferentes productos como un néctar Jumex de 200 ml., un paquete de 10 galletas Príncipe, una bolsa de botana Takis de 28 g. y dos mini gansitos, de 25 g. cada uno. El contenido nutricional de ese paquete “por la salud” es el siguiente: calorías 943, azúcar 84 g. o 17 cucharadas cafeteras, grasa total 34.5 g., grasa saturada 22.2 g. y sodio 757 mg. En tan sólo cinco productos se está proporcionando casi la mitad de las calorías que requiere un adulto para todo el día, más del 200% del azúcar máxima tolerable, casi la mitad de la grasa, el total de la grasa saturada permitida y poco menos de la mitad del total de sodio para todo el día.
El Dr. Philips, profundamente molesto por el “entorno tóxico” del evento, señaló en su ponencia que hay que poner un alto a este tipo de prácticas si es que se quiere realmente hacer algo para disminuir los niveles de obesidad en México. La industria de alimentos utiliza billones de dólares, puntualizó, para bloquear iniciativas contundentes que pueden frenar este problema de salud en la población (en el evento estaban presentes estas empresas). También expresó que las grandes transnacionales utilizan estrategias muy sofisticadas para comercializar sus productos de tal manera que la decisión de compra ni siquiera está en el consumidor ya que fue inducido a comprar lo que “ellos” quieren que consuma.

Fuente.- sinembargo.mx

domingo, 19 de agosto de 2012

Lunch sano para el regreso a clases

En este regreso a clases el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda a los padres de familia preparar a sus hijos refrigerios escolares de calidad, para prevenir el sobrepeso y la obesidad en ese grupo de la población.
 
Martha Leticia Martínez Viveros, especialista en nutrición, indicó que el lunch escolar debe incluir las variantes previstas en el llamado Plato del Bien Comer, es decir verduras, fruta de temporada, un preparado con bajo contenido en grasa, un cereal de grano entero o integral y agua simple.
 
Esos componentes suministran kilocalorías, vitaminas, minerales, proteínas, energía e hidratación de calidad, lo que contribuye al óptimo desarrollo escolar de los menores.

La nutricionista subrayó la importancia de una adecuada alimentación para prevenir el sobrepeso y la obesidad, factores de riesgo para desarrollar enfermedades crónico degenerativas como diabetes, hipertensión arterial, cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

La especialista subrayó que bajo ninguna circunstancia, el refrigerio escolar, ya sea matutino o vespertino, puede suplir al desayuno o la comida que los menores requieren tomar antes de salir de casa.

’Es muy importante que además incluya agua simple, pues se trata de la mejor fuente de hidratación, y se deben evitar los líquidos azucarados, que contribuyen a desarrollar sobrepeso u obesidad de manera rápida’.

Fuente.- yucatan.com.mx

viernes, 17 de agosto de 2012

Niños que comen sano son más inteligentes

Los niños alimentados con una dieta sana durante los primeros años de vida podrían alcanzar un cociente intelectual (CI) ligeramente mayor, tal y como evidencia un estudio de la Universidad de Adelaida (Australia). Por su parte, los menores alimentados con comida chatarra pueden ver reducida su inteligencia.

Para alcanzar estas sentencias, el equipo de investigación dirigido por la doctora de este centro universitario, Lisa Smithers, observó los hábitos alimenticios de 7.000 menores a los 6 meses de edad, a los 15 meses y a los dos años desde su nacimiento. Tras ello, analizó el coeficiente intelectual de los mismo a los ocho años de edad.

Ahondando en la importancia de la dieta a la hora de mejorar la inteligencia de los niños, la experta indica que ésta "aporta los nutrientes necesarios para el desarrollo de los tejidos del cerebro en los dos primeros años de vida". Así, confirma que los bebés que ingirieron alimentos variados con regularidad presentaron "hasta dos puntos más de CI a la edad de ocho años".

Además, el estudio también arroja el dato de que los menores que consumieron alimentos preparados para bebés a los seis meses obtuvieron "un impacto negativo". Por el contrario, los efectos fueron positivos al comerlos a los dos años de edad.

Por último, la doctora Smithers concluye que este trabajo refleja la "necesidad" de proporcionar a los niños alimentos saludables en un momento tan crucial para la formación en sus vidas. "Es importante que se considere el impacto a largo plazo de los alimentos que alimentan a nuestros hijos", finiquita.



jueves, 16 de agosto de 2012

Personas sin estudios universitarios, predispuestas a la obesidad

Las personas sin estudios universitarios tienen más predisposición genética a ser obesos, según ha evidenciado un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn). Para sus expertos, éste es un ejemplo de cómo el ambiente "modula el riesgo genético a desarrollar enfermedades".

En concreto, el gen que se ha sido objeto de estudio en este trabajo ha sido el FTO, que ha sido analizado en tres tipos de sujetos de diferentes perfiles médico-sociales y de edades diferentes. Al observarlos, se ha concluido que la educación universitaria "modula la relación del polimorfismo de este gen con el índice de masa corporal y el riesgo de sobrepeso en la población mediterránea española", manifiestan.

El estudio, que ha sido publicado en la revista 'Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases', ha sido dirigido por la doctora Dolores Corella, que asegura que "la predisposición genética a ser obeso se contrarresta por el nivel de estudios de grado superior". Además, observa que este riesgo también se incrementa "por estilos de vida menos saludables".

Durante el trabajo realizado en la Universidad de Valencia, el equipo de investigación dirigido por la doctora Corella ha observado que los portadores de este gen "tienen mayor peso que las personas que no poseen en su genoma dicha mutación, confirmando así los efectos del riesgo genético". No obstante, los estudiantes universitarios con el FTO no presentaron aumento de peso "ni riesgo de obesidad", significan.

LOS PACIENTES DE PRIMARIA Y SECUNDARIAN PRESENTAN MÁS SOBREPESO

En cuanto a los alumnos de enseñanza primaria y secundaria poseedores de este genoma, éstos si que confirmaron tener sobrepeso y un riesgo de obesidad latente. Y es que, la galena sostiene que las personas con estudios de grado superior con mayor susceptibilidad genética a engordar tienen más herramientas para luchar contra esta predisposición de los genes".

Particularizando en la idiosincrasia de este gen, los expertos afirman que es el primero que se ha asociado a la obesidad. De hecho, las personas que portan dos copias del mismo pesan, de media, tres kilos más que los que no lo tienen. La explicación a este efecto, la han encontrado los investigadores en el hecho de que actúa inhibiendo la sensación de saciedad.

Sin embargo, Corella insiste en que esta situación se puede revertir mediante hábitos saludables "que apuntan tanto a una alimentación sana y equilibrada, a la práctica de ejercicio físico, como a unos ritmos circadianos que aseguren un correcto balance energético". Para ello, la experta considera que lo único que se precisa es "una educación alimentaria y nutricional".

Fuente.- diariosigloxxi.com

miércoles, 15 de agosto de 2012

Adiós a la Cajita Feliz en Chile

Chile, país con un índice de obesidad infantil mucho menor al de México, aprobó una ley contra la obesidad que entrará en vigor en junio de 2013 en la que se prohibe regalar juguetes junto con la comida para niños.

El senador Guido Girardi, expresidente del Senado chileno, argumenta que esta ley debe ser acatada ya, especialmente, en el caso de la Cajita Feliz y el sinnúmero de “regalos” que se ofertan a los niños y niñas en la compra de comida chatarra.

La discusión entre el ministro de Salud y el senador chileno es sólo sobre cuándo debe entrar en vigor la ley.

Desgraciadamente, en México no hemos llegado aún a una ley. A lo más que hemos llegado es a un acuerdo voluntario, sin carácter obligatorio, sin sanciones y sin presupuesto asignado: el Acuerdo Nacional por la Salud Alimentaria.

En este contexto, el senador Girardi presentó recientemente una denuncia contra la autoridad chilena por permitir que McDonald’s, Burger King, otras cadenas de comida rápida, así como diversos empresas productoras de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar, grasas y sal, promuevan sus productos ofreciendo regalos. La ley ya aprobada en Chile prohíbe la oferta de regalos en la compra de alimentos y bebidas no saludables.

En las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud dirigidas a los gobiernos para que protejan a su población infantil del daño que produce la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a ellos, se reconoce que uno de los mecanismos más efectivos de engaño y manipulación, que se “aprovecha de su inexperiencia y credulidad”, es el uso de “regalos”.

La dimensión que ha tomado el uso de los “regalos” para generar ventas de comida chatarra y bebidas entre la infancia se puede ejemplificar con el dato de que la empresa que más juguetes comercializa en el mundo es McDonald’s. Y detrás de ella está Burger King y empresas como Sabritas, Kellog’s y Bimbo, entre muchas otras.

Desde la Guerra de las Galaxias, George Lukas declaraba que el mayor negocio de las películas dirigidas a los menores de edad ya no radicaba en la cantidad de público que pagaba su entrada en el cine, sino en las licencias que se venden a las empresas productoras de juguetes, a las cadenas de comida rápida, a los productores de comida chatarra y bebidas, a los fabricantes de ropa y todo tipo de artículos dirigidos a los niños y las niñas, para que utilicen los personajes creados en esos filmes.

La escalada de la publicidad que abarca todo el entorno de los menores de edad no se ha detenido, se ha fortalecido, continúa.

No es una casualidad que películas como la Era del Hielo 4 coincida con las vacaciones de verano. Los juguetes vinculados a esta película salen simultáneamente a su estreno.

El lanzamiento de la película no es sólo de la cinta, es parte de un lanzamiento mundial con muchos frentes mercadotécnicos: incluye al menos a la mayor cadena de comida rápida del mundo McDonald’s, que oferta en su Cajita Feliz los personajes del filme, y a la mayor cadena mundial de frituras, que en México conocemos como Sabritas, de Pepsico, que ha lanzado una nueva edición de sus tazos con los mismos personajes.

De manera paralela y en todos los rincones del mundo, los niños y niñas ven reproducidos los personajes de la Era del Hielo 4 en camisetas, pijamas, calcomanías, cuadernos, mochilas, etcétera.

No puede haber legislación que combata la obesidad que no prohíba la oferta de “regalos” para lograr la venta de alimentos y bebidas no saludables, y que no prohíba la publicidad de estos productos.

Los regalos y la publicidad que se dirige a la infancia, a una población mucho más vulnerable al engaño y la manipulación, es un factor determinante en el deterioro de los hábitos alimentarios, más cuando esta influencia se da en un periodo en que se están formando hábitos que, seguramente, se mantendrán de por vida.

Las legislaciones dirigidas a impedir que la comida chatarra se promueva entre los menores a través de la oferta de regalos están avanzando en diversas regiones del mundo.

De hecho, la tendencia mundial es prohibir la publicidad dirigida a la infancia de este tipo de productos, a pesar de la resistencia y el enorme cabildeo de las grandes corporaciones.

Existe la evidencia científica suficiente que demuestra que esta es una de las formas más eficientes de manipulación y engaño a los niños y las niñas, induciéndolos desde pequeños al consumo de alimentos y bebidas que atetan contra su salud.

Mientras tanto, en México, con el mayor índice de sobrepeso y obesidad infantil del mundo, no contamos con una ley y se permite a las empresas generar su propio código de autorregulación de la publicidad de alimentos y bebidas que dirigen a la infancia.


martes, 14 de agosto de 2012

Estudia BUAP obesidad femenina

Puebla.- La Facultad de Enfermería de la BUAP inició el proyecto piloto que forma parte de un estudio para detectar cambios psicológicos y mejorar niveles de hormonas del tejido graso en mujeres jóvenes con sobrepeso y obesidad, que pudiera a futuro generar un marcador de riesgo cardiovascular más preciso que los triglicéridos y el colesterol.

Erick Landeros Olvera, coordinador del área de investigación de posgrado de la Facultad, informó que el cuerpo académico de Enfermería Clínica junto con integrantes del Instituto de Fisiología, Cultura Física y nutriólogos desarrollarán este proyecto que iniciará formalmente en septiembre del 2012 y concluirá en abril del 2013.

Dicho estudio contempla desarrollar ejercicio aeróbico cardiovascular controlado en mujeres con sobrepeso y obesidad en caminadoras que se adquirieron con recursos PIFI (Programa Integral de Fortalecimiento Institucional) y PROMEP (Programa de Mejoramiento del Profesorado).

“El objetivo general es aplicar una dosis de ejercicio como medicamento, para cambiar cuestiones cognitivas como el auto-concepto físico, en fuerza, flexibilidad, resistencia y el físico global, así como la auto-eficacia, definida como la confianza para ejercitarse todos los días con éxito”.

Abundó que la auto-eficacia al hacer ejercicio pretende cambiar ciertas concentraciones de hormonas de tejido adiposo como diponetina, leptina y factor tumoral alfa, que se han relacionado con enfermedades cardiovasculares y metabólicas en mujeres con sobrepeso y obesidad.

“Es una dosis de ejercicio gradual y progresiva que se calcula por medio de la frecuencia cardiaca durante cinco días a la semana, hasta complementar 10 semanas, lo que estamos esperando es que haya cambios positivos tanto en como en concentraciones plasmáticas de estas hormonas como en las cuestiones cognitivas y mejorar una esfera total de las participantes con respecto a la práctica de ejercicio”.

Landeros Olvera indicó que se trabajará con un grupo de intervención integrado por 24 mujeres y otro de control donde participan otras 24 jóvenes, en total 48. Actualmente se desarrolla la prueba piloto para entrenar a los facilitadores de la intervención que son alumnos de pregrado y posgrado.

“Regularmente, estas hormonas se estudian en laboratorios, con roedores, conejos o a nivel celular, pero es importante valorar los cambios a través de una dosis específica de ejercicio y mejorar las condiciones fisiológicas, se piensa que la adiponectina será un marcador más poderoso de riesgo cardiovascular que los triglicéridos y colesterol”, especificó.

Abundó que bajo el modelo teórico que enfermería maneja, también se contemplan cambios psicológicos como el mejoramiento en el auto-concepto físico como la fuerza, resistencia, flexibilidad y por supuesto la grasa corporal, porque a las mujeres lo que les interesa al ingresar a este proyecto es bajar de peso y lo logran.

Finalmente dio a conocer que este trabajo es producto de su tesis doctoral, publicada por cuatro revistas de alto impacto y premiada con el primer lugar en el XXVII Congreso Mexicano de Cardiología celebrado el año pasado en Puerto Vallarta Jalisco, debido a que marca una importante aportación de la enfermería en beneficio de las mujeres con sobrepeso y obesidad, factor de riesgo para diabetes, hipertensión y ciertos tipos de cáncer.

Fuente.- alianzatex.com

lunes, 13 de agosto de 2012

Obesidad, obstáculo para trasplantes

Cuando los riñones de su madre empezaron a fallar hace tres años, Ed Guillen sabía lo que tenía que hacer: donarle uno de los suyos. Pero Guillen quedó sorprendido durante una llamada telefónica con la Clínica de trasplantes de riñón de Stanford. No podía ser donante, sin que fuera necesario ver las pruebas genéticas.

Con un 1.7 metros de altura y 127 kilos, Guille, un desarrollador de software de 39 años de Redmond, era considerado muy pesado como para donar un órgano sin potencialmente dañar su propia salud. En la clínica le dijeron que necesitaría perder más de 30 kilos antes de ser considerado un candidato. Es una consecuencia más de la obesidad de los estadounidenses: un número creciente de potenciales donantes no pueden hacerlo por su peso.

"Es una lucha que creo cada centro de trasplante tiene que enfrentar", dijo la doctora Sandra Taler, nefróloga de la Clínica Mayo que estudia la salud de los donantes en vida. El crecimiento en la obesidad ha generado un pequeño pero creciente esfuerzo en mirar con más atención la salud de los donantes obesos, cuyos riesgos no han sido completamente entendidos.

No hay un límite de peso, pero cerca de la mitad de los centros de trasplantes permiten un máximo de 35 en el índice de masa corporal para los donantes. Cerca de un 10% no permite donantes con más de 30 en el índice, cifra considerada generalmente como el indicador de la obesidad. El resto permite que gente más grande done.

"Parte de la falta de donantes en vida de riñón se debe a los estrictos criterios que aplicamos", afirma la dra. Mala Sachdeva del Centro del hospital de la Universidad North Shore de Long Island, donde 23 de los 104 donantes que consultaron en el centro durante los últimos tres años han sido obesos mórbidos, superando el índice de masa corporal de 35. Tres de ellos bajaron de peso para donar.

La información en Estados Unidos sobre cuántos donantes son rechazados por obesidad es poca, pero los expertos sospechan que las cifras son significativas. Esto ocurre cuando más de 92 mil personas están esperando un trasplante de riñón en EE.UU., y las enfermedades de riñón siguen creciente, en muchos casos por casos de diabetes e hipertensión relacionados con obesidad.

Pero aunque unos centros se preocupan más de los riesgos, el porcentaje de donantes obesos aceptados ha subido a cerca de un 20% en 2008, comparado con un 14% en 2000. Los donantes con índice de masa corporal superior a 35 siguen siendo poco comunes, con un 2% de todos los trasplantes.

Las complicaciones de mayor riesgo para un donante obeso durante la cirugía no suelen existir. Lo que preocupa a los doctores es la salud en los años posteriores a la operación, ya que la obesidad aumenta el riesgo de una enfermedad al riñón. "La pregunta es, si tienes un riñón ¿tienes más riesgo de tener una falla de riñón que si tuvieras dos?", afirma Taller. "Uno pensaría que es una respuesta obvia, pero no lo es".

Los donantes saludables de peso normal, cuyos riesgos son más conocidos, tienen similares o incluso menores riesgos de sufrir una falla de riñones, en comparación con la población general. Pero no hay estudios a largo plazo en donantes obesos. Los doctores temen que el único riñón en los donantes obesos pueda sufrir mucha exigencia, generando más riesgo de enfermedad.

Los riñones representan la mayoría de los órganos donados en vida, pero la obesidad también es un problema en los donantes de hígado, que dan parte del órgano. Los potenciales donantes obesos, muertos o vivos, suelen tener enfermedad de hígado grado, que hace que el proceso sea más riesgoso para el donante y menos efectivo para el receptor.

Mientras algunos centros de trasplante ofrecen acceso a nutricionistas para los donantes, los pacientes suelen tener que buscar otra opción para perder peso si quieren cumplir los requisitos de donación. Y un peso aceptable al momento de donar no es garantía de que no vaya a subir después.

Los defensores de la salud de los donantes esperan que más centros de trasplantes y los hospitales vean los seguimientos de los donantes como una oportunidad de que las personas se preocupen de su cuerpo. Por ejemplo, Alysun Deckert, nutricionista y maratonista de la Universidad de Washington, dirige el "Equipo Trasplante", un grupo de corredores formado por más de 100 trasplantados, donantes y funcionarios médicos.

Guillen, quien quería donarle un riñón a su madre, entró a un programa que lo guió y le ayudó con sesiones de entrenamiento personal. Bajó 40 kilos en ocho meses, a través de una rutina de trote y levantamiento de pesas. Finalmente pudo donarle el órgano a su madre y ahora ambos se encuentran bien.

Fuente.- emol.com

domingo, 12 de agosto de 2012

Nutricionista presentará en México su libro "Obesity"

La nutricionista Yamile Cure, retomó la experiencia de sus pacientes obesos, para escribir un libro en el que narra el problema de la obesidad y su inicio desde la gestación del niño, desarrollándose durante la vida de las personas, generando enfermedades y provocando una muerte más rápida e inesperada.

“La obesidad ha hecho que niños ahora tengan enfermedades que se presentaban con el paso de los años, tales como la diabetes tipo 2, entre otros males que solo aquejaban a los adultos. Eso ha llevado a que la expectativa de vida sea mucho más corta de lo que se proyectaba. Se pensaba que viviríamos más, pero con ese estilo de vida, no lo estamos logrando y cada vez vivimos menos tiempo”, explica la especialista en Nutrición Clínica y Obesidad.

El pasado 10 de agosto, el libro titulado "Obesity" fue presentado en la Universidad Metropolitana de Barranquilla y el próximo 27 de este mismo mes, será lanzado en la Feria Universitaria del Libro en México.

sábado, 11 de agosto de 2012

Asocian saborizantes de palomitas con Alzheimer

Investigadores estadounidenses afirmaron que el Diacetyl, un saborizante empleado en la producción de palomitas de maíz y otros alimentos de consumo masivo, podrían estar vinculados al mal de Alzheimer.

El respectivo estudio fue publicado en la revista Chemical Research in Toxicology y afirmó además que “a la luz de la exposición crónica de los trabajadores industriales al diacetyl, se plantea una posibilidad preocupante de una intoxicación neurológica provocada por el diacetyl”.

Robert Vince, director del Centro para el Diseño de Medicamentos de la Universidad de Minnesota, junto a sus colegas Swati More y Ashish Vartak, enfocó sus investigaciones en el diacetyl, a causa de los problemas respiratorios que presentan los trabajadores de fabricas que producen palomitas de maíz para microondas y saborizantes.

El diacetyl también se emplea en la producción de margarinas, botanas, caramelos, pastelería y otros productos como cerveza o algunos vinos chardonnay. El equipo de Vince pudo comprobar que el diacetyl tiene una estructura parecida a sustancias que hacen que una proteína dañina llamada la beta amyloide, que se encuentra en el cerebro, se agrupe y provoque el mal de Alzheimer.

Fuente.- 6topoder.com

viernes, 10 de agosto de 2012

Promueve UV activación física

Boca del Río, Ver.- La Universidad Veracruzana (UV), con el fin de propiciar el desarrollo humano y mejorar la calidad de vida de quienes allí estudian o trabajan, incorporó la promoción de la salud a su proyecto educativo y laboralconstituyéndose como universidad saludable.

La UV promueve distintas actividades encaminadas hacia la consolidación de una universidad saludable en todos sus campus para que todos sus miembros tengan conocimiento de las acciones emprendidas por esta casa de estudios y participen en las actividades organizadas por las diversas entidades académicas.

En el campus Veracruz-Boca del Río los estudiantes pueden realizar ejercicios de activación física en las instalaciones de la Facultad de Educación Física y participar en equipos representativos de la UV.

En cada Facultad existe un promotor deportivo, quien es la persona encargada de ser el vínculo entre la entidad académica y la Dirección de Actividades Deportivas de la UV.

Los alumnos que deseen participar en un equipo representativo y formar parte de los Halcones deben acercarse al promotor deportivo de su Facultad para que integrarse a una de las disciplinas que se practican: taekwondo, futbol, voleibol, basquetbol, beisbol, atletismo, entre otras.

En la Facultad de Educación Física se puede hacer uso de las canchas de futbol soccer, basquetbol, tenis o beisbol, para ello debe solicitarse con anticipación a la administradora de la Facultad, Ethel Jiménez, o al director de la misma, Amado Guevara.

La Facultad se encuentra abierta de lunes a viernes, de 7:00 a 22:00 horas, y se ubica en el Fraccionamiento Costa Verde, en la calle de Mar del Norte, ente la Avenida Reyes Heroles y la calle Costa Rica.

En esta misma dependencia se encuentra ubicado un gimnasio con instructores que orientan y dictan rutinas de ejercicio acordes a las necesidades personales, ahí se tienen aparatos para realizar pesas y ejercicios de cardio.

El gimnasio se encuentra abierto de lunes a viernes, de 8:00 a 22:00 horas, y para ingresar se debe presentar la credencial de la UV, cubrir una inscripción de 250 pesos y una mensualidad de 150.

jueves, 9 de agosto de 2012

México, rezagado en leyes antiobesidad

A diferencia de México, la obesidad en países de América Latina comienza e enfrentarse a través de leyes que establecen regulaciones claras dirigidas a modificar lo que los expertos llaman el “ambiente obesigénico”.

En México, en cambio, a pesar que se presentan los mayores índices de sobrepeso y obesidad de toda América Latina, se estableció un Acuerdo, un instrumento sin calidad de obligatoriedad ni sanciones.

En todos los países donde se han presentado estas iniciativas la reacción de las industrias ha sido similar: un combate frontal a las regulaciones.

Tanto el expresidente del senado chileno, Guido Girardi, promotor de la ley contra la obesidad, en ese país, como el diputado peruano Jaime Delgado, promotor de una ley similar en Perú, han recibido los ataques de las empresas, de sus asociaciones y de sus aliados en la prensa.

La batalla es muy similar a la que se ha dado con la industria del tabaco para regular su publicidad, al obligarla a establecer etiquetados que advirtieran de sus riesgos, imponiéndole impuestos a sus productos, etc. Sin embargo, la diferencia se encuentra en la dimensión y poder de las empresas procesadoras de alimentos y bebidas, desde Bimbo, Kellog’s, Nestlé, Unilever, Coca-Cola, Pepsico, etc., muy superior al de las tabacaleras.

En el Acuerdo Nacional por la Salud Alimentaria de México se establecieron 10 objetivos, entre ellos: aumentar la disponibilidad, accesibilidad y el consumo de agua simple potable; disminuir el consumo de azúcar y grasas en bebidas; incrementar el consumo diario de frutas y verduras, leguminosas, cereales de granos enteros y fibra en la dieta, aumentando su disponibilidad, accesibilidad y promoviendo su consumo, y mejorar la capacidad de toma de decisiones informadas de la población sobre una dieta correcta a través de un etiquetado útil, de fácil comprensión y del fomento del alfabetismo en nutrición y salud.

A pesar de que los objetivos, en general, son correctos, su falta de obligatoriedad, de presupuesto para su cumplimiento y la ausencia de sanciones, ha significado que el Acuerdo sea un fracaso.

En Chile, desde el 12 de junio pasado, el Congreso expidió una ley contra la obesidad y sólo falta que el presidente la envíe a publicación.

Esta ley chilena establece que: el Ministerio de Salud determinará los niveles de calorías, azúcar, grasas y sal que serán considerados altos; los productos que contengan o superen estos niveles deberán rotular en sus etiquetas “altos en azúcar”, “altos en calorías”, “altos en sodio”; los alimentos así identificados no podrán venderse ni publicitarse en escuelas básicas y medias; la publicidad de estos productos estará prohibida a menores de 14 años; la venta de alimentos destinados a menores de 14 años no podrá efectuarse mediante ganchos comerciales, regalos, concursos, juegos o cualquier elemento de atracción infantil.

En Costa Rica, el 12 de enero de 2012, se promulgó un decreto por parte de la Presidenta de la República, el ministro de Educación y la ministra de Salud, que establece el Reglamento para el Funcionamiento y Administración del Servicio de Soda en los Centros Educativos Públicos. Se llama Soda a lo que en México llamamos Cooperativas.

A diferencia de México donde se establecieron unos lineamientos para la venta de alimentos y bebidas en las escuelas que deben ser vigilados por unos comités, inexistentes en la mayor parte de las escuelas, conformados con la participación de padres de familia, en Costa Rica lo que se aprobó fue una regulación de aplicación obligatoria.

En el caso de Brasil se han regulado los alimentos y bebidas en las escuelas, obligando a que el 30% provenga de los huertos locales, favoreciendo la salud y la economía local.

En julio de 2010, la Asociación Nacional de Vigilancia Sanitaria expidió una regulación para la publicidad de alimentos y bebidas que obligaba a que los productos tuvieran advertencias: los altos en grasas trans tendrían que advertir que con su consumo frecuente existe el riesgo de generar problemas cardiovasculares; con grasas saturadas altas advertir del riesgo de diabetes; con altas concentraciones de sodio el riesgo de presión alta y problemas del corazón, y con altos niveles de azúcar deberían advertir del riesgo de obesidad y caries.

Esta regulación está detenida por un recurso que interpuso la asociación de empresas de alimentos y bebidas procesadas de Brasil.

Las leyes y regulaciones contra la obesidad avanzan en América Latina, en naciones europeas, en asiáticas y africanas.

En México, nos quedamos con Acuerdos, con autorregulaciones, con compromisos voluntarios que mantienen el ambiente obesigénico.

En nuestro país, como lo señala la OCDE y Naciones Unidas, las regulaciones para combatir la obesidad han sido frenadas por la falta de voluntad de legisladores y funcionarios frente a los cabilderos de las empresas de alimentos y bebidas.

Mientras tanto, el sistema de salud pública se colapsa y la diabetes se asienta como la principal causa de amputaciones, ceguera y muerte en el país.


miércoles, 8 de agosto de 2012

¿La falta de sol te hace subir de peso?

Las mujeres mayores que no obtienen suficiente vitamina D podrían pesar ligeramente más que las que sí lo hacen.

Un grupo de investigadores estudió a más de 4,600 mujeres de 65 años o más durante un periodo de cuatro años y medio y publicaron sus resultados en la edición más reciente de la revista Journal of Women’s Health en línea. Encontraron que las mujeres con niveles bajos de vitamina D en su sangre subieron 0.9 kilogramos más que aquellas con niveles adecuados de la vitamina.

Te estarás preguntando: ¿cuál es el problema?

“Es uno de los primeros estudios que muestran que las mujeres con niveles bajos de vitamina D ganan más peso, y aunque sólo fueron 0.9 kilogramos, con el tiempo podría ser más”, dijo la endocrinóloga Erin LeBlanc, investigadora en el Centro Kaiser Permanente para Investigación de la Salud, en Estados Unidos.

Llamada “del sol” debido a que la mayoría de nosotros la obtiene de la luz solar, la vitamina D ayuda a mantener nuestros huesos y músculos, y mantiene a nuestro sistema nervioso central bajo control. Pero si tomas demasiada puede ser tóxica y provocar náuseas, vómito y pérdida de apetito.

Aunque los rayos solares son la principal fuente, la vitamina D también se encuentra en productos lácteos, pescados grasos y alimentos fortificados como cereales. Pero incluso con todas estas fuentes, investigaciones anteriores han encontrado que las mujeres, especialmente las mujeres mayores, no están obteniendo suficiente.

En el estudio de Kaiser, los investigadores encontraron que casi el 80% de las participantes tenían niveles insuficientes de vitamina D. Ya que la principal fuente de la vitamina es la luz solar, los investigadores dicen que las mujeres que carecen de vitamina D podrían no estar pasando suficiente tiempo al aire libre. También es posible que tengan una mala dieta.

LeBlanc señala que este estudio fue realizado entre mujeres mayores que, en general, no estaban tratando de perder peso; aunque algunas de ellas lo hicieron como un resultado natural del envejecimiento. Aproximadamente el 60% de las mujeres en el estudio mantuvieron un peso estable mientras duró la investigación; el 27% perdió más del 5% de su peso corporal, y un 12% ganó más del 5% de su peso corporal.

“Nuestro estudio sólo muestra una asociación entre los niveles insuficientes de vitamina D y el aumento de peso; necesitaríamos hacer más estudios antes de recomendar suplementos para hacer que la gente no gane peso”, dijo LeBlanc.

“Debido a que hay muchas recomendaciones contradictorias sobre tomar vitamina D por cualquier razón, lo mejor es que los pacientes pidan consejo a sus propios médicos”.

Fuente.- cnn.com

martes, 7 de agosto de 2012

Hipertensión: Cómo escapar del factor herencia

Realizar actividad física de forma habitual para prevenir las enfermedades cardiovasculares y otros trastornos relacionados con el sedentarismo es una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Recientes estudios ofrecen nueva evidencia sobre cómo el ejercicio puede ayudar a revertir la probabilidad que una persona tiene de padecer una enfermedad por el hecho de haber nacido en una familia y no en otra.

Investigadores de la Facultad de Salud Pública Arnold de la Universidad de Carolina del Sur en Columbia mostraron la relación inversamente proporcional que tiene el ejercicio y la historia familiar en la hipertensión arterial.

Los investigadores siguieron, durante una media de 4,7 años, a un grupo de 6.278 adultos caucásicos cuya edad oscilaba entre los 20 y 80 años. Todos ellos estaban sanos al inicio del estudio, no tenían ningún diagnóstico de tensión arterial elevada, y el 33% de ellos tenía un progenitor hipertenso.

Durante el tiempo del estudio, 1.545 participantes desarrollaron hipertensión. Sin embargo, tras analizar los hábitos de vida de estos sujetos y de los que no, presentaban una tensión elevada, los investigadores comprobaron que, en general, el ejercicio intenso se asoció con un riesgo un 42% menor de desarrollar hipertensión y la ejercitación moderada, con una probabilidad un 26% menor.
 
¿Padres hipertensos hijos hipertensos?

Las personas poco activas y con un progenitor hipertenso tenían un riesgo un 70% mayor de que su tensión arterial fuera alta, mientras que aquellas que se ejercitaban intensamente sólo sufrían un aumento de ese riesgo del 16%, a pesar de tener un padre o una madre hipertenso, en comparación con las que no contaban con un historial familiar con este trastorno.

Robin P. Shook es el principal autor del estudio y destacó que "comprender el papel que la historia familiar y el ejercicio juegan en las enfermedades crónicas es muy importante". "Los resultados de este estudio arrojan un mensaje práctico, que es incluso muy realista, de que un ejercicio moderado, que puede definirse como caminar 150 minutos a la semana, puede ofrecer un gran beneficio, concretamente a las personas predispuestas a tener hipertensión debido a su historia familiar.

El estudio, publicado en la revista Hypertension, añadió que la correlación entre la cantidad de ejercicio, la historia familiar y el riesgo de hipertensión es imposible de ignorar.

Fuente.- infobae.com

lunes, 6 de agosto de 2012

Estudia IPN acciones para combatir obesidad entre los mexicanos

El sobrepeso y la obesidad que afectan a 30 por ciento de la población mexicana, y que son causa de enfermedades como la diabetes mellitus y otras complicaciones para la salud, se abordan multidisciplinariamente a través del proyecto denominado Estudio Integral de la Obesidad en el que participan la Escuela Superior de Medicina (ESM), la Escuela Superior de Cómputo (ESCOM) y el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (CICIMAR) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Este proyecto tiene cuatro rubros de investigación científica: la identificación de biomarcadores de expresión asociados a la obesidad; la identificación de variantes genéticas asociadas a obesidad en niños y adultos; el efecto in vitro de extractos de algales y sus componentes sobre complicaciones de la obesidad como hiperlipidemia, hipertensión arterial y altos niveles de glucosa, e investigación in silico de la proteína GIP y sus mutantes para determinar posibles cambios estructurales y su efecto con relación a la obesidad.
 
El doctor Eleazar Lara Padilla, académico de la ESM y coordinador de este proyecto, sostuvo que abatir este fenómeno lacerante en la población mexicana debe partir de diversas líneas de investigación para conseguir resultados profundos que mejoren la calidad de vida de personas adultas, adolescentes y niños.

Sin embargo, dijo, este ambicioso trabajo arrojará resultados en el mediano plazo, toda vez que implica resolver diversos aspectos de la ciencia básica y se requiere de análisis de largo plazo. En lo inmediato tienen que adoptarse otras medidas de control e intervención médica para mitigar los estragos que ya se observan en la salud del mexicano.

En ese sentido, Lara Padilla expresó que a corto plazo el tratamiento tiene que ver con el cambio de hábitos alimenticios y reducir el consumo de alimentos con alto valor calórico que satisfaga las necesidades metabólicas del individuo.

Asimismo, el investigador de la Escuela Superior de Medicina se refirió a otro aspecto favorecedor del sobrepeso y la obesidad, y que se refiere a la conexión existente entre la mala nutrición y el fenómeno de la pobreza, en la cual se encuentra casi la mitad de la población de México.

Manifestó que la obesidad tiene que ver no sólo con el cambio de hábitos alimenticios, pues tiene componentes de carácter sociológico, económico y trasciende el punto de vista médico y del sistema de salud.

Por lo tanto, enfatizó que el desarrollo social del país será lo que finalmente va a remediar esta situación, junto con programas correctos de nutrición y todo es parte de correctas políticas públicas.

El proyecto multidisciplinario Estudio Integral de la Obesidad fue aprobado por la Secretaría de Investigación y Posgrado en este mismo año, e incluye el análisis clínico y biológico molecular.

Por parte de la Escuela Superior de Medicina participan en el proyecto, además de Lara Padilla, la doctora Irene Mendoza Lujambio; por la ESCOM participa la doctora Rosaura Palma Orozco y por el CICIMAR interviene el doctor Jesús Iván Murillo Álvarez.