viernes, 28 de febrero de 2014

Michelle Obama `enseña´ a bailar salsa

Sobran las razones por las que Michelle Obama es una de las primeras damas favoritas en el mundo, más allá de su simpatía, porte, buen estilo, sencillez y, por qué no decirlo, dejarle claro a una que otra rubia quién manda en su casa, también encanta por su disposición.

¿Ahora qué hizo la primera dama de Estados Unidos?, pues nada menos que ponerse a bailar salsa, al lado del famoso instructor de zumba, Mario López.

Michelle, con un outfit negro deportivo, movió las caderas demostrando que sí tiene buen ritmo y lo hizo para el programa Let´s Move´, en el marco de la celebración de su cuarto aniversario.

La primera dama hizo un recorrido por distintos medios, incluyendo una entrevista con Sarcha Pretto para Despierta América y otra para Mario López, en su prograna de la cadena Extra.

La iniciativa surge del gobierno de su esposo Barack Obama quien incentiva a la comunidad latina en los Estados Unidos a cuidar su salud.

Michelle y Mario dieron una clase de salsa a un grupo de niños, quienes realmente nos contagiaron las ganas de movernos.

Esta misma acción, `Let´s Move´, fue lo que llevó a la esposa de Obama a que visitara el programa Sábado Gigante hace unos meses.

Fuente.- caras.com.mx

miércoles, 26 de febrero de 2014

Ansiedad, depresión y obesidad

El estilo de vida actual genera altos niveles de estrés y ansiedad, lo que puede repercutir en el desarrollo de hábitos alimenticios perjudiciales, que en la mayoría de los casos derivan en sobrepeso y obesidad.

La ansiedad y depresión pueden llevar a un individuo a un mayor consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono y grasas, y a consumir porciones extra grandes que, sumados a un constante sedentarismo, pueden causar graves problemas en la salud.

Estos factores influyen en los altos niveles de sobrepeso y obesidad en la población mexicana, pero hay un agente que se olvida con frecuencia al abordar este padecimiento: el manejo de las emociones.

"Realmente no existe una única causa para la obesidad y el sobrepeso. Las causas van desde el aumento del consumo de alimentos, el sedentarismo, el estrés y factores genéticos", asegura Erika Escalante, coordinadora de la Especialidad en Obesidad y Comorbilidades de la Universidad Iberoamericana.

 La especialista considera que el tratamiento de una persona con obesidad debe incluir un acercamiento a la parte psicológica, y no enfocarse únicamente en la corrección de hábitos alimenticios.

Hay dos emociones que persisten en los pacientes obesos: la ansiedad y la depresión, los cuales son exacerbados por un estilo de vida estresante, así como un entorno en el que abundan alimentos con bajo contenido nutricional, altos en grasas y carbohidratos, y a precios muy accesibles, asegura la experta.

"La causalidad no está del todo establecida: no sabemos qué es primero, si la depresión por padecer obesidad, o la obesidad por padecer depresión. Sin embargo, sabemos que existe una correlación entre ambas; la parte afectiva juega un papel importante en el tratamiento", aclara.

Fuente.- eluniversal.com.mx

martes, 25 de febrero de 2014

Reduce EU índice de obesidad infantil

En la última década, el número de niños obesos entre los dos y los cinco años ha descendido un 43% en Estados Unidos, según fuentes federales. Y es la primera vez que ocurre algo similar en la nación.

Según los expertos, este resultado es una muestra de los esfuerzos del país para luchar contra la obesidad, tras años de dominar los rankings mundiales de una enfermedad cuyas consecuencias son: la diabetes tipo II; las patologías cardiovasculares; los problemas de hígado; los trastornos degenerativos, e incluso algunos tipos de cáncer.

Aunque el número de obesos adultos no ha sufrido una modificación significativa en estos años, los investigadores del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) han anunciado que, exactamente, la incidencia de esta enfermedad en menores de dos a cinco años ha pasado del 14% en el curso 2003- 2004 a un 8% en el 2011-2012.

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha asegurado este martes que "su audiencia más joven le ha llegado al corazón". Obama participó en un episodio de Barrio Sésamo para hablar a los niños de nutrición. "Estoy impresionado del progreso que hemos hecho para erradicar la obesidad de nuestros estadounidenses más jóvenes. Cada vez más, los hábitos sanos se están convirtiendo en una norma", ha explicado el mandatario en un comunicado.

Una batalla en pro de la salud que también ha hecho suya la primera dama de EE UU, Michelle Obama, con su campaña Let's Move, en la que educa a padres y a niños sobre la importancia de comer sano y practicar ejercicio de forma rutinaria.

Según el CDC, el descenso se debe a que ha bajado el consumo de refrescos azucarados y a que las madres amamantan cada vez más a sus bebés. "Estamos viendo señales de que los datos en los niños son cambiantes", ha explicado el director del CDC, Tom Frieden, en un comunicado. "Los datos confirman que, al menos a lo que los menores se refiere, podemos cambiar el rumbo y empezar a revertir la epidemia de la obesidad", ha añadido en el texto.

"Los datos son muy emocionantes. Esta es la primera vez que hemos visto alguna indicación de descenso en algún grupo edad", ha dicho Cynthia Ogden, investigadora del CDC, y una de las autoras del estudio que se publicará en el Journal of American Medical Association (JAMA), a The New York Times. Aunque todavía hay poco que celebrar.

Fuente.- elpais.com

lunes, 24 de febrero de 2014

Hábitos saludables para emprendedores

1.- Siempre aprenda algo

Los buenos emprendedores nunca dejan de aprender y soñar,  tener un tiempo para cultivarnos  hará que tengamos cada vez nuevas ideas, pues no podemos caer en la rutina y el desgano.
 
2.- Metas

Parte de no caer en la rutina incluye tener siempre metas nuevas, los objetivos sirven para seguir avanzando y no quedarnos estancados.
 
3.- Tiempo de ocio

El tiempo de ocio también es importante, úselo bien. Ver televisión, pasar un rato con la familia o practicar un hobby son actividades que deben darle la estabilidad suficiente para poder afrontar la siguiente jornada de trabajo. Si no está satisfecho por cómo ha usado su tiempo libre, no rendirá al 100% en la oficina.
 
4.- Haz ejercicio

Una vida muy sedentaria sólo traerá problemas de salud, organice su tiempo para poder practicar deporte o hacer ejercicio. Está comprobado que el deporte es la mejor manera de aliviar el estrés y de reducir los efectos del envejecimiento.
 
5.- Comida Chatarra

La facilidad con la que se consigue la comida chatarra puede facilitarnos muchas cosas, pero recuerde que la comida es el combustible del cuerpo, si le da mal combustible al cuerpo lo más probable es que termine con problemas de salud.
 
6.- Duerme más

Los desvelos y las entregas a última hora son moneda corriente en el itinerario, pero no abuse de ello. Un buen sueño es esencial para poder rendir óptimamente en el día, encuentre un horario fijo de sueño y respételo.

7.- Balance

Los hombres de éxito saben organizar su estilo de vida, no puede centrarse en un solo aspecto de su vida. El éxito verdadero implica el desarrollo integral, si no puede balancear su vida familiar, su salud y su negocio, debe revisar que está organizando mal.

Fuente.- pymex.pe

 

domingo, 23 de febrero de 2014

Conductor argentino "toca fondo" con obesidad

Los conductores argentinos Marcela Baños y Cristian U, anunciaron el regreso de Ramiro López, alias "El Rama", al programa de movida tropical. El conductor, está luchando arduamente contra la obesidad.

"Estoy contentísimo de estar acá, en casa", aseguró el conductor desde hace siete años del programa. Pero en el marco de su regreso laboral, hay un tema que lo emociona, y es la lucha contra la obesidad: "Estoy tocando fondo. Es una enfermedad de porquería, cuando salís a la calle hay comida por todos lados y nadie te prohíbe comprar en un kiosco seis o siete alfajores... La única persona que me lo tengo que prohibir soy yo y es muy difícil".

Ramiro López también habló sobre cómo le afecta esta enfermedad en su vida cotidiana:  "Estoy enfermo, para algunos la obesidad se cura con una dieta pero no, eso es mentira, no se cura... Es horrible porque sabés que no tenés que comer eso que te hace mal pero igual lo hacés".

"No podés levantarte de la cama que te toma por prisionero, tu hijo te pide jugar y al minuto no podés más porque estás agitado, no te entra la ropa, no podés atarte los cordones y así puedo seguir hasta mañana", finalizó el conductor.

Fuente.- elintransigente.com
 

jueves, 20 de febrero de 2014

Cuidado con los productos light

El entusiasmo de las personas para consumir productos light es elevado; sin embargo; muchos desconocen las propiedades de los alimentos bajos en calorías y por lo tanto difícilmente llevan un control de ellos.

Los productos light (ligeros) tienen una reducción en su contenido energético mínimo de 30 por ciento en comparación con el producto, denominado "normal".

La licenciada en nutrición Maricarmen Osés señala que hay dos tipos de productos light: a los que se le elimina algún ingrediente y los que se les quita ese producto, pero se le adiciona con gomas, almidones o algún tipo de espesante.

Es importante decir que los alimentos "ligeros" no son productos adelgazantes, aunque su aporte energético sea inferior con respecto al referente alimenticio convencional, algunos de ellos contienen grasas y azúcares en cantidades importantes.

 "Deben considerarse como accesorios de la alimentación y no como base de ella, además hay que conocer sus especificaciones para obtener gran utilidad y mantener un peso adecuado", asegura la especialista en nutrición.

"El problema de la alimentación del mexicano es que está asociada al consumo excesivo de carbohidratos como las harinas y azúcares refinados".

Por ejemplo, refiere, "si a un yogurt se le elimina el azúcar y no se le agrega nada es una buena opción de alimento porque aporta proteínas, pero si se le incluye espesantes, pierde su beneficio".

La recomendación general es vigilar que a los productos que se les quitó algún ingrediente no sean sustituidos por algún otro producto, además de vigilar el contenido calórico, por ejemplo: los jugos de fruta de 250 mililitros tiene 30 gramos de azúcar, por ello hay que preferir los endulzados con sustitutos.

Fuente.- eluniversal.com.mx

 

miércoles, 19 de febrero de 2014

Tips para un desayuno energético

1. Carbohidratos saludables
Los carbohidratos son una fuente de glucosa, que es lo que el cuerpo transforma en energía. Un buen desayuno contiene al menos un carbohidrato saludable que no provoca alteraciones en los niveles de azúcar de la sangre.

Por ejemplo, la avena y el pan de centeno son buenas opciones, le entregan al cerebro el combustible que necesita para ser creativo y tomar mejores decisiones. “Te mantienen energizado por más tiempo sin picos ni bajas”, afirma el doctor Neal Barnard, autor de Súper Alimentos para el Cerebro.

2. Proteína baja en grasa
Aunque el tocino y las salchichas son comunes en la dieta diaria, estos alimentos tienen niveles de colesterol y grasa muy altos y no dan la energía que necesitas para el día. “La grasa saturada en ellos es como ponerle Vaselina a tu sangre y te hace más flojo”, dice Barnard. Aunque esto varía en cada región, en el caso de México una buena fuente de proteína son los frijoles negros.

3. Batido de frutas
Quizás pienses que tu día no puede empezar sin cafeína, pero Bernard te recomienda que lo intentes. “La cafeína tiene un efecto estimulante. El problema es que la gente se acostumbra a ello”, dice Bernard. A lo largo del día, vamos consumiendo demasiada cafeína, por lo que al final terminas más cansado que si nunca lo hubieras consumido. Mejor, en lugar de tomar café, bebe en el desayuno un batido o jugo natural de frutas para obtener energía, sin colapsar a medio día.

4. Alternativas a la lactosa
Aunque la leche de vaca es buena fuente de proteína, Barnard dice que también lo es de colesterol y grasa, lo que te hace sentir sin energía el conforme avanza el día. Intenta consumir opciones sin lactosa como la leche de soya, que es rica en proteína, tiene poca grasa y propiedades antioxidantes.

La leche de arroz y de almendra también son buenas opciones para los que quieren monitorear su colesterol o que son intolerantes a la lactosa. Ambos tienen poca grasa saturada, pero también aportan pocas proteínas.

Fuente.- soyentrepeneur.com

martes, 18 de febrero de 2014

Obesidad golpea bolsillos de quien la padece

El tratamiemto de la obesidad y las enfermedades que se derivan de la misma no sólo afectan a las finanzas del sistema de salud sino también al bolsillo de las personas que presentan sobrepeso, ya que sus ingresos son 18% inferiores que los del resto de la población, según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), citados por el gobierno federal en la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, lanzada a finales del año pasado. De acuerdo con estos datos, una persona con sobrepeso también gasta 25% más en servicios de salud.

El 15 de octubre del año pasado se dio a conocer que el costo total de tratar enfermedades relacionadas con sobrepeso y obesidad asciende a 80 mil millones de pesos en nuestro país, el cual, ascendería a los 150 mil millones en 2017, así lo indicó Francisco Javier Fernández Clamont, Diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), durante la inauguración de la exposición fotográfica “Obesidad y refrescos, el rostro de una epidemia”. La gastronomía de México, el ritmo de vida, y la situación económica que enfrentan los ciudadanos son factores que han conducido al país a obtener el primer lugar en obesidad.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su informe de 2013 “The State of Food and Agriculture ” informó que México es el país con más obesidad en el mundo, con un porcentaje de 32.8 de adultos con este problema, arriba de Estados Unidos con un 31.8%. La jornada alimentaria de un mexicano comienza regularmente con un pan dulce, luego de levantarse. Al llegar a su trabajo, probablemente ya esté pensando en comer un tamal– porque en casi todas las esquinas de nuestro país hay un puesto donde se venden– al medido día puede llegar a ingerir cualquier tipo de alimento alto en carbohidratos, como galletas o botanas. Más tarde, cuando se sienta a comer, habrá consumido una serie de grasas saturadas, que más tarde, a la hora de la cena, refrescará con un café acompañado de otro pan dulce. En un intento por frenar la epidemia, a partir de marzo de 2014 quedará prohibida la venta de alimentos chatarra en las escuelas, anunció el año pasado Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud en la Secretaría de Salud (SSA).

“Hubo una modificación del Artículo 3 Constitucional, donde claramente queda establecida la prohibición de proporcionar a los educandos alimentos que no tengan contenido adecuado nutricional; hay un término legal que vence en marzo”, dijo durante la presentación del programa “Nado x Mi Corazón 2014.

El 31 de octubre de 2013, la Cámara de Diputados aprobó un gravamen extra a los refrescos, de un peso por litro, y en la comida chatarra se impone un impuesto de 8% a la enajenación o importación de de alimentos con alta densidad calórica, entendidos como aquellos que tengan 275 kilocalorías por cada 100 gramos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había registrado en 2010 que 73. 6 por ciento de los hombres y el 73.0 de las mujeres padecen obesidad. A tres meses de que terminara el 2013, el gobierno federal lanzó la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, donde se delinearon las diversas acciones que se realizarían en el país para combatir la enfermedad que puso a México en el primer lugar como el país con más “gorditos”.

Fuente.- sinembargo.mx

 

lunes, 17 de febrero de 2014

Hipertensión arterial, asesino silente

La hipertensión arterial es un problema de salud pública común en los países desarrollados. Es a la vez una enfermedad y un factor de riesgo cardiovascular, la podemos definir como un aumento persistente de la presión arterial, la fuerza ejercida sobre las paredes de las arterias. La hipertensión no tratada conduce a muchas enfermedades degenerativas, entre ellas insuficiencia cardíaca, enfermedad renal en fase terminal y enfermedad vascular periférica.

Se conoce con frecuencia como el “asesino silente”, ya que las personas con dicha enfermedad pueden permanecer asintomáticas durante años y después sufrir un ictus o un ataque cardíaco mortal. Aunque no se dispone de tratamiento curativo, la hipertensión se detecta con facilidad y suele ser controlable. Es aquí donde la alimentación juega un papel importante, tanto en la prevención como en el tratamiento de la hipertensión. De hecho, en muchos casos, simplemente con el cambio de ciertos hábitos inadecuados se llega a controlar.

Para considerar que existe hipertensión, la presión arterial sistólica (PAS, más conocida como la tensión alta) tiene que ser de 140 mmHg o la presión arterial diastólica (PAD, más conocida como la tensión baja) tiene que ser de 90 mmHg. Las cifras óptimas son <120 mmHg (PAS) y <80 mmHg (PAD). En determinados grupos de personas, se consideran diferentes niveles para diagnosticar la hipertensión, como pacientes con diabetes, con antecedentes de enfermedades cardiovasculares, enfermedad coronaria e insuficiencia renal, cuyos niveles deben de estar por debajo de 130/80.

El tratamiento está basado en tres puntos fundamentales: tratamiento etiológico (en el caso de que la hipertensión arterial sea derivada de otra enfermedad de basa, habrá que tratar en primer lugar dicha patología); tratamiento farmacológico (aunque no siempre es necesario) y tratamiento no farmacológico (modificación de los estilos de vida). Como es lógico, en este último punto es donde me centraré.

¿Qué debo hacer?

    Evitar la aparición de otros factores de riesgo junto a la hipertensión: obesidad, dislipemia, tabaquismo y sedentarismo.
   Reducir la ingesta de grasas saturadas, grasas trans y colesterol (bollería industrial, carnes grasas, mantequilla, manteca, salsas grasas, carne roja, embutidos), junto al incremento de fuentes alimentarias ricas en grasas saludables (omega 6, 3 y 9), como son las semillas, frutos secos, pescado y aceite de oliva.
    Reducir el consumo de sal, mediante la reducción de ésta en la cocción de los alimentos y la reducción de alimentos salados, alimentos preparados y procesados, precocinados, enlatados, embutidos y comida rápida.
    Ingerir agua que contenga menos de 50 mg de Na (sodio)/litro.

sábado, 15 de febrero de 2014

Yogur y diabetes

Incluir en su dieta diaria una porción de yogur bajo en grasa puede ser una buena estrategia para prevenir la diabetes tipo 2; mejor todavía si usted consume este alimento en sustitución de una merienda alta en grasa y calorías, como papitas fritas, platanitos o yuquitas.

Ese es el consejo que se desprende de las conclusiones de un estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

Los científicos, dirigidos por Nita Forouhi, deseaban conocer si el consumo de productos lácteos desempeñaba algún papel en la aparición o en la prevención de la diabetes, porque la evidencia científica en este asunto era inconclusa hasta ahora.

Para hacer su trabajo, los investigadores tomaron un subgrupo de voluntarios del estudio epidemiológico EPIC-Norfolk, una gran investigación que ha seguido el estado de salud y los hábitos de más de 25 mil hombres y mujeres que habitan en Norfolk, Inglaterra.

Los científicos tomaron a más de 700 personas que, a lo largo del estudio, desarrollaron diabetes tipo 2 y compararon sus hábitos alimentarios con otras 4 mil personas del grupo que no habían desarrollado la enfermedad.

Tras el análisis, los científicos concluyen que el consumo de productos lácteos, aun los altos en grasa, no aumenta el riesgo de que una persona pueda desarrollar diabetes.

No obstante, además hallaron que quienes consumen productos lácteos bajos en grasa, al menos cuatro veces por semana, pueden disminuir en un 24% su riesgo de desarrollar el mal; y, si el alimento lácteo elegido es yogur bajo en grasa, el riesgo de desarrollar diabetes puede disminuir en un 28%.

Los resultados de la investigación, publicados en la revista Diabetologia, sugieren una estrategia simple para reducir la aparición de nuevos casos de diabetes tipo 2, caracterizada por la acumulación de azúcar en la sangre debido a que el cuerpo no produce suficiente insulina (o se resiste a ella), la hormona encargada de transformar la energía de la glucosa y llevarla a las células del cuerpo a fin de que tengan la energía para funcionar.Los altos niveles de glucosa en la sangre pueden comprometer la salud de la persona.Actualmente, más de 380 millones de personas en el mundo viven con diabetes tipo 2.

Fuente.- eluniversal.com.mx
 

viernes, 14 de febrero de 2014

10 razones que te impiden bajar de peso

1. Comer porciones más grandes y con más frecuencia

Actualmente, sobre todo en las grandes cuidades, las personas comen muchas más veces fuera de casa. “Además, las porciones ahora se duplicaron o triplicaron, lo que implica un exceso de calorías que hay que quemar”, explica la Dietista Alison Massey, del Centro de Endocrinología del Centro Médico Mercy. ¡Una bagel hace 20 años tenía 140 calorías y ahora tienen 320. Así que mucho ojo con las porciones. En México hay una equivocada idea de pensar que los buenos lugares para comer es en donde se sirven grandes porciones.

2. Demasiadas bebidas azucaradas

Una botella de 20 onzas de Coca Cola (casi 600 ml) tiene 240 calorías; un café Machiato de Starbucks, 230. Según la experta Alison Massey, “con reducir 500 calorías de nuestro consumo diario, podríamos perder casi medio kilo a la semana”.

3. Sobre-estimar las calorías que quemas en el gimnasio

Si no se hacen algunos cambios en la alimentación, el ejercicio –aunque es necesario para bajar de peso y mejorar la salud general- no es suficiente. “Algunas personas sobre-estiman la cantidad de calorías que queman cuando entrenan y no eliminan suficientes calorías de su dieta”, explica la dietista Alison Massey, del Centro Médico Mercy. Cuántas veces no pensamos que merecemos comer una dona luego de hacer ejercicio, error.

4. Subestimar las calorías que consumes

Es un problema bastante común entre las personas que están luchando la batalla del sobrepeso: distorsionar las porciones. “Algunos estudios sugieren que no se toman en cuenta las calorías cuando las porciones son grandes”, comentó la dietista del Centro Médico Mercy. También se nos olvida contar las probaditas que damos a lo largo del día.

5. Cada vez estamos más estresados

Definitivamente las prisas y el estrés no nos ayudan a bajar de peso. “Cuando estamos estresados nuestro cuerpo produce cortisol, una hormona que aumenta el apetito y nos lleva a comer de más”, declaró la nutricionista Jenny Patrizia, que aparece cada mes en Despierta América, de Univisión. Aprender a relajarte será siempre un buen aliado.

6. Elegir el menú con el bolsillo

Un estudio de la Universidad de Carolina del norte en Chapel Hill halló que la gente come comida “chatarra” debido a su precio. Si los combos aumentan de valor, entonces el consumo disminuye. Un ejemplo es lo que ocurrió con la pizza. En los últimos 20 años su precio aumentó un 10 por ciento y su consumo disminuyó un 12 por ciento. Cambiar la comida chatarra por algo saludable puede tener el mismo costo y traer grandes beneficios. Fruta en lugar de frituras, ensaladas en lugar de tacos, un helado de yogur en lugar de unos pastelitos, etcétera.

7. Consumo exagerado de azúcar

Está en todos lados, galletas, helados, jugos, dulces…y contribuye no sólo a que aumente la obesidad sino también predispone a una gran cantidad de problemas de salud como alta presión arterial, enfermedades cardíacas, diabetes y depresión. “Imagina 150 sacos de azúcar apilados en tu garaje. ¡Esto es lo que consume una persona promedio cada año!”, ilustra el Dr. Fabrizio Mancini, autor de “El poder de la autocuración”. Evitar el consumo de azúcar y harinas refinadas, así como el alcohol, ayudarán con la meta de perder los kilos que te sobran.

8. Tener una actitud pesimista frente a la dieta

¿Si eres optimista, sentirás que puedes tomar el control de tu vida e influir mejor en tu salud”, dijo el Dr. Fabrizio Mancini. “Un optimista después de ir al médico dice: el doctor tiene razón. He comido mucha comida chatarra, necesito comer más frutas y vegetales y cortar con tantas calorías. Voy a empezar a ir al gimnasio al menos tres veces por semana. Un pesimista, en cambio, se sentirá desprotegido, por lo que nunca tomará decisiones saludables”. Según el Dr. Mancini, los pesimistas siempre tienen profecías negativas auto-cumplidas.

9.Dedicarle poco tiempo a las comidas

Si pasas muchas horas sin alimentarte, la siguiente vez que comas lo harás con muchísima hambre y seguro te darás un atracón. Además, tal como explica la Dra. Jessica Bartfield, especialista en pérdida de peso del Hospital Loyola Gottlieb Memorial, “el cuerpo necesita un flujo constante de glucosa durante el día para mantener el nivel de energía y prevenir que el metabolismo se haga más lento”.

10. No dormir lo suficiente

En artículos anteriores hemos hablado de ello, dormir poco o mal influye en el sobrepeso. “Diversos estudios han demostrado que las personas que duermen menos de seis horas tienen niveles elevados de Ghrelin, una hormona que estimula el apetito, especialmente de alimentos altos en carbohidratos o calorías”, describe la Dra. Jessica Bartfield.

Fuente.- rayopop.com

 

jueves, 13 de febrero de 2014

Dile no al Hershey´s sabor chocolate

Hershey’s sabor chocolate 236 ml. Esta bebida dista mucho de ser una opción saludable para el consumo habitual, mucho menos para niños y niñas. Otro claro ejemplo de los productos que exageran sus propiedades y mienten en su etiqueta para engañar al público consumidor. La realidad aflora al observar la radiografía con la que la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, nos desentraña las verdaderas características y el valor nutricional de este producto.

Hershey’s sabor chocolate 236 ml (poco menos de 1 taza):

Azúcar:

30 gramos por envase, lo que equivale a 6 cucharadas cafeteras de azúcar. Esto cubre del 150% al 200% de lo que un niño puede consumir para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AAC), pues la cantidad de azúcar máxima tolerada diaria para un niño, conforme con la AAC, es de 3 a 4 cucharadas cafeteras de azúcar.

Por supuesto, una madre de familia jamás se imagina que en una leche sabor chocolate le esté dando a su hijo el doble de azúcar de lo que es tolerado para todo el día. Al contrario, por el hecho de que es leche se percibe como una opción saludable y aceptable para los hijos.

Etiquetado:

En ningún lado dice que es para niños, pero el tipo de presentación y el popote adjunto sugieren que se trata de un producto para niños. Difícilmente se observará a un adulto escogiendo este producto para su uso cotidiano, sin embargo sí se observan madres de familia adquiriéndolo para el refrigerio escolar de sus hijos.

En letras muy pequeñas establece que es “sabor” chocolate, lo cual indica que el contenido de cacao es menor al 20%, de acuerdo con la “Norma Oficial Mexicana, NOM-186-SSA1/SCFI-2002, Productos y servicios. Cacao, productos y derivados. I Cacao. II Chocolate. III Derivados. Especificaciones sanitarias. Denominación comercial”, en su punto 12.2.1.8.1.1.

Así, aunque todo el etiquetado induce a creer que es chocolate en realidad se trata de “sabor” chocolate, ya que los contenidos de cocoa son bajos.

En contraste, los contenidos de azúcares son muy altos: 68% de acuerdo con las calorías totales, es decir, casi el 70% del contenido energético del producto es azúcar.

Es importante que el etiquetado no induzca al error, puesto que está claramente establecido en la Norma Oficial Mexicana de etiquetado, NOM-051-SCFI/SSA1-2010, que la información no debe inducir a error y debe ser clara.

En letras muy pequeñitas dice: “con vitaminas y minerales que ayudan a…”, y luego con letras muy grandes, que es lo único que realmente se alcanza a ver bien, dice: “Fortalecer el sistema inmunológico”. Pero es claro que los altos contenidos de azúcar son mucho más perjudiciales que los posibles beneficios que pudieran tener las vitaminas y minerales añadidas.

El cacao o chocolate es un alimento mesoamericano utilizado de diferentes formas para enriquecer la cocina latinoamericana. Es un alimento importante para nuestra cultura, pero estos productos que son “sabor” chocolate no contienen cantidades suficientes de cacao que puedan significar un beneficio para el cuerpo. Por el contrario, es perjudicial por las cantidades de azúcar tan altas que contiene.

Adicionalmente, un factor que ha sido determinante para presentar mayor riesgo a padecer diabetes es el alto consumo de azúcares añadidos. Alguien que consume diario o frecuentemente este tipo de productos tiene mucho mayor riesgo a padecer obesidad y diabetes.

Además, se ha observado que los altos consumos de azúcar provoca adicción, por lo cual, una vez que se convierte en hábito, es mucho más difícil dejarla de consumir.

Ingredientes:

El segundo ingrediente es azúcar, además contiene carragenina y goma guar, que son ingredientes que se utilizan como espesantes y a alargar la vida de anaquel.

Valoración general:

No recomendado para consumo habitual. Se podría tomar como un postre, dado sus altos contenidos de azúcar, mas no es un producto saludable para su consumo frecuente y mucho menos para niños.

Alternativa:

Hacer tu propio chocolate con chocolate tradicional en polvo y añadir un poco a un vaso de leche. Toma en cuenta que como madre o padre de familia difícilmente se añaden 6 cucharadas de chocolate en polvo a un vaso de leche.

Fuente.- elpoderdelconsumidor.org

miércoles, 12 de febrero de 2014

Propone OMS políticas públicas para combatir obesidad

Para evitar alcanzar los 1,500 millones de obesos en el 2015, la Organización Mundial de la Salud propone seis políticas públicas que los gobiernos podrían adoptar para revertir la epidemia de obesidad al impedir la difusión de los productos alimentarios ultraprocesados.

1) Incentivos económicos para los productores que venden alimentos saludables y alimentos frescos en lugar de alimentos ultraprocesados, así como ayudas para cultivar frutas y hortalizas.

2) Desincentivar económicamente a las industrias que venden comida rápida, alimentos ultraprocesados y refrescos e imponer un impuesto a los alimentos ultraprocesados.

3) Un control más estricto de la publicidad de comida rápida y refrescos, especialmente la dirigida a los niños.

4) Regulaciones comerciales que disuadan de la importación y el consumo de comida rápida, alimentos ultraprocesados y refrescos.

5) Sistemas de etiquetado más eficaces, sobre todo para los alimentos ultraprocesados, que incluiría la comida rápida y los refrescos.

6) Políticas de zonificación para controlar el número y tipo de establecimientos de comida.

Fuente.- clubdarwin.net

martes, 11 de febrero de 2014

La "dona humana" bajó 180 kilos

Rob Gillett, btitánico de 27 años, ha logrado perder 180 kilos de peso gracias a una dieta baja en calorías y sesiones de orientación. Este hombre de Bridgend, apodado el ‘dona humana’, tenía un diámetro que llegó a ser mayor que su altura. "Lo mejor de perder peso es poder decirle a otros que se puede conseguir", asegura Rob.

El índice de masa corporal de Rob Gillett alcanzó en su momento 104, cuando lo normal está entre 18 y 25, y llegó a pesar más de 250 kilos. En consecuencia, tenía apnea del sueño y sufrió un pequeño accidente cardiovascular. Además, pasó por un programa de televisión sin demasiado éxito.

Ahora, Rob Gillett es un hombre nuevo tras 17 meses de sesiones en las que ha logrado perder hasta 180 kilos. Pesa solo unos 80, gracias a sesiones de apoyo y a una dieta muy baja en calorías.

“La decisión de bajar de peso no fue fácil, sabía que tenía que enfrentarme a mis pensamientos… pero al fin he perdido el peso de dos personas", ha asegurado Rob al diario Daily Mail. “Tengo una nueva vida. Puedo correr hasta 10 kilómetros y tengo una entrenadora personal”, añade.

“Al principio pensé que le problema era la comida. En cambio, la comida me servía para aliviar problemas de fondo, mucho más profundos”, concluye.

Fuente.- ideal.es

 

lunes, 10 de febrero de 2014

Crecer furor por ejercicio entre mexicanos

México vive un verdadero furor por el ejercicio físico, que se refleja en la creciente expansión de los "gimnasios 24 horas" y por el "boom" de la llamada "industria del running", es decir, los productos vinculados con las caminatas, el "jogging" y los maratones. Quizá la principal motivación de esta "fiebre" es la epidemia de obesidad que azota al país, que ostenta el poco honroso primer lugar en la lista de países con mayor número de personas con sobrepeso, superando a Estados Unidos, según un informe de Naciones Unidas difundido en julio del 2013.
    
Casi una tercera parte de los adultos mexicanos son obesos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).
    
La razón de este fenómeno son los alimentos procesados altos en calorías y de bajo costo "sumados a un estilo de vida cada vez más sedentario a medida que los ingresos de los mexicanos aumentan y más personas se mudan a las ciudades", reveló el reporte.
    
Paralelamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado sobre un incremento de las enfermedades cardiovasculares en México como la diabetes, problemas de las articulaciones y algunos tipos de cáncer.
    
No es extraño por lo tanto que se hayan popularizado los "Gimnasios 24 horas" que comenzaron a abrir sobre todo en barrios de clase alta y media, a los que concurren como abejas en panal todo tipo de personas, desde modelos y actores hasta empleados públicos, maestros, estudiantes, mozos e incluso obreros.
    
Propietarios de estos establecimientos señalaron que el modelo es tan exitoso que "casi no hay horas sin que al menos una persona esté utilizando los aparatos" inclusive en períodos "tranquilos" como el de la madrugada.
    
El ambiente ha sido propicio para que las inversiones en el sector llamado "running", que incluye a productos para quienes van al gimnasio, corren en maratones o simplemente caminan en los parques, sea muy próspero.
    
El año pasado, este segmento dejó ganancias por 21.206 millones de pesos (unos 1.600 millones de dólares) en el país, y unas 6 millones de personas corren en maratones, asisten a gimnasios o caminan en los parques.
    
Antonio Liceaga, presidente del Primer Congreso Run México 2014, dijo que los corredores "son clientes cautivos de las industrias deportiva y de turismo" al señalar que los maratones crecen entre 20 y 25% al año en México.
    
Los participantes de maratones gastan al año 6.000 pesos (unos 450 dólares) en dos cambios de ropa, gadgets, relojes para medir el pulso, audífonos, agua, bebidas energéticas y otro tipo de equipamiento, añadió.
    
Los corredores casuales no se quedan atrás y gastan unos 3.000 pesos al año (225 dólares) en ropa para ejercicio y se contabilizan en 2,5 millones las personas que corren en maratones en México.
    
Hay otro sector reacio a participar en estas competencias, pero desarrolla alguna actividad física "simplemente por estilo de vida, por tener salud, por recreación" y "forman parte de ese mercado que hacen ejercicio en parques, en gimnasios, en la caminadora de su casa", dice Liceaga.

Fuente.- ansa.it

 

domingo, 9 de febrero de 2014

Tecnología para prevenir la obesidad

Una variedad de sensores de alta tecnología puede medir la ingesta de comida y la actividad de una población para evaluar los riesgos de obesidad y la Unión Europea quiere echar mano de estos dispositivos para ver si puede hacer frente a esta condición que según la OMS es el quinto factor de riesgo de muerte en el mundo.

El proyecto Splendid busca persuadir a los jóvenes de que adopten estilos de vida más saludables y que sean más conscientes de lo que comen, así como de sus hábitos alimenticios.

La Organización Mundial de la Salud estima que cada año unos 2,8 millones de adultos mueren debido a causas de sobrepeso.

"La idea es tratar de investigar formas de prevenir la obesidad y trastornos de comida", señaló el profesor Anastasios Delopoulos, coordinador del proyecto que trabaja para el departamento de ingeniería eléctrica y computación de la Universidad Aristóteles de Salónica, en Grecia.

El sistema será puesto a prueba en 200 estudiantes de secundaria de Suecia y otros 200 escolares en Holanda.

Se utilizarán sensores para medir la rapidez en que los jóvenes comen su comida, así como la forma en que la mastican.

Expertos indican que el tiempo que se toma para consumir alimentos es uno de los factores de riesgo de obesidad.

Un programa y tres dispositivos

Para medir este hábito, los científicos utilizarán un mandometer, de la firma sueca AB Mando, que actualmente se utiliza en varias clínicas para tratar trastornos de comida.

El sensor consta de una escala conectada a un computador portátil o a un teléfono inteligente. El plato de comida se coloca encima del peso y se registra la velocidad en que el plato se va haciendo más ligero. También cuenta con una advertencia audible para que la persona sepa si está comiendo muy rápido.

La firma suiza CSEM será la que desarrolle los otros dos dispositivos que se utilizarán en el programa.

El primero es ActiSmile, un sensor portátil que premia al usuario con caras sonrientes cada vez que ha hecho algún ejercicio.

Mientras que el segundo es un dispositivo acústico, una especie de micrófono portátil que grabará cómo el usuario mastica la comida.

Los participantes también deberán introducir sus propios datos sobre cuán llenos se sienten después de cada comida, así como la ingesta diaria y los registros de actividad.

Todos esos datos serán procesados a través de algoritmos que permitirán evaluar los riesgos de obesidad y los trastornos de comida.

Transformación personalizada

En las últimas etapas de la prueba, el sistema será usado para ayudar a cambiar la forma en que los jóvenes en riesgo comen y se ejercitan.

"El objetivo es modificar de una forma personalizada los comportamientos de comida y la actividad de los individuos", dijo el profesor Delopoulos.

"Un experto médico deberá poner metas a los voluntarios, como ingerir los alimentos más despacio o aumentar la actividad física. Los sensores monitorearán si la persona las cumple", agrega.

Por su parte, Daniel Kraft, doctor y director ejecutivo de FutureMed, un programa en que enseña a profesionales médicos lo último en tecnología, considera que estos tipos de dispositivos estarán cada vez más integrados en los sistemas sanitarios.

"Desde balanzas conectadas hasta sensores que pueden medir los niveles de actividad y el ritmo cardíaco... todo esto puede empoderar al paciente para que entienda su información en lo que se refiere a la salud", señaló.

"Esto ofrece una era de cuidados para la salud en vez de cuidados para el enfermo", agregó.

Fuente.- finanzaspersonales.com.co

 

viernes, 7 de febrero de 2014

La mitad de los mexicanos no realizan actividad física

Cada día, millones de personas se ejercitan, o se proponen hacerlo, pero en México, más de la mitad de la población no lo hace, ¿el consuelo? No somos los únicos: el nivel de inactividad física es similar al de países como Canadá o Estado Unidos, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y del gobierno de Canadá.

El 56.2% de los mexicanos mayores de 18 años no hace ninguna actividad física, 18% nunca ha practicado una actividad física en su tiempo libre, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía INEGI en conjunto con la Comisión Nacional del Deporte (Conade) en noviembre de 2013.

De acuerdo con el reporte, publicado la última semana de enero, hay distintos culpables de la falta de actividad: tiempo (57.9%), cansancio después de la jornada laboral (16%) o problemas de salud (13%). Para el 3% de los consultados, la falta de dinero (3%) y la pereza (2.9%) son también razones para no hacer ejercicio.

El estudio titulado Módulo de Práctica deportiva y ejercicio físico fue realizado entre mayores de 18 años en 2,336 viviendas de 32 áreas "representativas de cada entidad federativa" del país con una población mayor a 100,000 personas.

La educación, pieza clave

Según el reporte, las personas con mayor nivel educativo son quienes se ejercitan más. “El problema que tenemos tiene su origen en la educación, al tener información clara cuando somos niños, lo haremos bien a lo largo de toda la vida, porque lo aprendimos bien, por eso es importante transmitir esta información a los niños y jóvenes“, dijo Jesús Mena Campos, director de la Conade al presentar el reporte.

Los mexicanos que realizan ejercicio lo hacen en instalaciones o lugares públicos (66.4%) y 31% lo hace en deportivos privados o en sus domicilios. Cinco de cada 10 prefieren hacerlo por la mañana, tres de cada 10 por la tarde y 1 de cada 10 en la noche. El 78% lo hace para mejorar su salud o por recomendación médica y el 20% por diversión.

En general, los hombres de todas las edades son más activos que las mujeres. La población masculina que se ejercita más se encuentra entre el rango de edad de los 18 a 24 años con 68.5% del total. Mientras que entre las mujeres la población más activa también es la de 18 a 24 años, con 47.4%.

Los hombres menos activos tienen 55 años o más, mientras que las mujeres que realizan menos ejercicio están entre los 35 a 44 años.

La mitad de quienes se ejercitan lo hacen de forma insuficiente

Y para los mexicanos que sí se ejercitan, las noticias tampoco son buenas, quizá todo el empeño que ponen en esa hora de fútbol o ejercicio semanal, no es suficiente...

Del 43% de habitantes que realiza ejercicio en México, solo la mitad recibe beneficios en su salud: los que dedican al menos cuatro horas semanales, en promedio, a ejercitarse.

Tanto para hombres como para mujeres, hacer en promedio dos horas de ejercico a la semana es insuficiente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio diario, 150 minutos de actividad aeróbica o 75 de actividad física vigorosa a la semana.   

El 60% de la población mundial no realiza actividad física suficiente para mantener su cuerpo en condiciones aceptables, según la Organización Mundial de la Salud, lo que constituye un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad e incluso algunos tipos de cáncer.

En julio del 2013, la Organización de las Naciones Unidas emitió un reporte que colocó a México como el país con mayor obesidad en el mundo. Dos meses después, el gobierno federal presentó una estrategia para combatir la obesidad que se centra en campañas educativas para impulsar el ejercicio e impuestos y prohibición de alimentos chatarra.

Fuente.- cnn.com
 

jueves, 6 de febrero de 2014

5 alimentos altos en azúcar ¿Puedes creerlo?

Para evitar el sobrepeso, la grasa no es lo único que cuenta. También hay que vigilar el contenido de azúcar en los alimentos.

El problema está en que algunas comidas aparentemente sanas tienen cantidades sorprendentemente altas de este ingrediente.

No todo lo que diga "libre de grasa" implica que está libre de azúcar. Y aquí es donde la campaña británica Action on Sugar hace un llamado para redoblar la guardia.

El objetivo es ayudar a las personas a evitar esos "azúcares escondidos" y presionar a los fabricantes de todo el mundo a reducir la cantidad que utilizan.

Pero, ¿por dónde empezar? Aquí le ofrecemos cinco productos que asombrosamente tienen altos contenidos de azúcar.

Yogur
Cuando se trata de yogur, libre de grasa no implica libre de azúcar. Con frecuencia este nutritivo producto está cargado de azúcar para mantener el sabor y la textura que se pierde cuando se elimina la grasa de la ecuación.

Para tener una idea, unos 150g de algunos yogures 0% grasa pueden tener hasta 20 gramos de azúcar. Esto, según Action on Sugar, es el equivalente a cinco cucharadas pequeñas.

En otras palabras, un frasquito de este alimento representa la mitad de la cantidad de azúcar añadida recomendada al día para las mujeres, la cual es 50g. Para los hombres es 70g.

Salsa de tomate

Las base de la salsa de tomate puede presumir de ciertos beneficios para la salud, pero una lata puede estar llena de azúcar.

Normalmente se le agrega este ingrediente para que el sabor sea menos ácido. Las latas de tomate de unos 150g pueden llegar a tener más de 13g de azúcar, o tres cucharaditas.

Expertos indican que la razón por la que productos como éstos tienen un alto contenido de azúcar se debe al sabor. Por esto es un ingrediente clave en una cantidad inimaginable de alimentos.

"Si las personas quieren una comida más sana, tienen que aceptar el hecho de que puede saber distinto", señala la nutricionista Sarah Schenker.

Ensalada de col

La ensalada de col puede ser una de las comidas que más sorprenda con alto contenido de azúcar.

El problema no está en la col en sí, sino en su salsa: la mayonesa.

Una cucharada de ensalada de col comprada -unos 50g- puede tener hasta 4g de azúcar. Lo que significa que si la porción en el plato es de dos cucharadas, la persona estará metiéndose un par de cucharaditas de este hidrato de carbono.

"Con frecuencia las salsas tienen un alto contenido de azúcar", explica la nutricionista.

Aguas mejoradas

Están de moda y parecen ser la alternativa a todas esas bebidas gaseosas.

Al fin y al cabo, no hay nada mejor que el agua. Aunque todo depende del tipo.

Las llamadas aguas mejoradas tienen vitamina añadida... y también azúcar.

Unos 500ml de algunas marcas de estas bebidas contienen 15g de azúcar, el equivalente a casi cuatro cucharaditas, de acuerdo con Action on Sugar.

Pan

Finalmente, el alimento de cada día de muchas personas: el pan.

El azúcar promedio presente en una rebanada de pan procesado es de 3g.

Si bien algunos de los azúcares se forman naturalmente en el proceso de horneado, otros son agregados.

Para Schenker esto demuestra que más frecuente de lo que se cree, los alimentos considerados como "salados" también cuentan con una cuota nada desechable de azúcares.

Fuente.- bbc.co.uk

 

miércoles, 5 de febrero de 2014

Obesidad se previene desde la guardería

Las escuelas infantiles o las guarderías podrían ser el mejor lugar para prevenir la obesidad. Según una amplia investigación de la Escuela Rollins de Salud Pública de Emory, en EE.UU., realizada sobre una base de 3,5 millones de niños, el desarrollo de los nuevos casos de obesidad infantil se puede preveer en esta fase de la educación infantil. El estudio, que se publica en «The New England Journal of Medicine», mostró que aquellos niños que ya tenían sobrepeso en el jardín de infancia multiplicaban por cuatro sus probabilidades de ser obesos en los próximos años que los niños con un peso normal.

El equipo coordinado por Solveig A. Cunningham analizó los datos sobre los niños que participaron en un estudio longitudinal de Primera Infancia del Kindergarten Class of 1998-1999 de EE.UU. La muestra representa a todos los niños de Estados Unidos inscritos en una guardería durante ese periodo, aproximadamente 3,8 millones. Cunningham y su equipo centraron sus hallazgos sobre la incidencia de la obesidad en los niños con sobrepeso y en aquellos cuyo peso era normal cuando ingresaron en la guardería.

«A pesar de que las tendencias en la prevalencia de la obesidad están bien documentadas, sorprende que todavía hoy día se sabe poco acerca de los nuevos casos de obesidad infantil», explica Cunningham. La experta cree que un análisis de la incidencia a estas edades puede dar una idea de la naturaleza de la epidemia, «de cuáles son las edades críticamente vulnerables y los grupos que están en mayor riesgo de obesidad».

La obesidad y sobres se determinó a partir del índice de masa corporal de cada niño ( IMC): peso normal por debajo de 85 de IMC; sobrepeso entre 85 y 95 de IMC y obesidad por encima de 95.

Los resultados mostraron que más del 12 por ciento de los niños eran obesos antes de entrar en el jardín de infancia; la cifra era superior al 14% en relación a los niños con sobrepeso. De hecho, estos dos grupos multiplicaban por 4 sus posibilidades de ser obesos en octavo grado (13-14 años).

Otros resultados determinaron que la incidencia de la obesidad disminuye con la edad durante los años de la escuela primaria y que depende de factores como la raza y el nivel socioeconómico.

«Nuestros hallazgos revelaron varios aspectos importantes», señala Cunningham: «hemos visto que ciertos factores establecidos antes del nacimiento y durante los primeros cinco años son importantes». Por eso, la experta recomienda que los esfuerzos para la prevención de la obesidad se deberían centrar en los niños que tienen sobrepeso a los cinco años de edad. «Esta puede ser una manera de identificar a los niños susceptibles de convertirse en obesos cuando sea más mayores».

Fuente.- abc.es