martes, 11 de septiembre de 2012

La obesidad y la glándula tiroides

El sobrepeso también pueden ser consecuencia de la afectación de la glándula tiroides, por lo que es importante que los hábitos alimenticios desde el nacimiento sean los adecuados, indicó el coordinador auxiliar en Salud Pública del IMSS, Hipólito Cano Gómez.

 El médico epidemiólogo dio a conocer que en el Seguro Social a todos los recién nacidos se les aplica el tamiz neonatal, que permitirá detectar la susceptibilidad a algunas enfermedades, entre ellas algún trastorno de la tiroides, ya que este influye directamente en el peso corporal.

“El hipotiroidismo es una enfermedad que puede estar relacionada con problemas de obesidad o déficit de peso, por lo que además de la realización del tamiz neonatal desde el nacimiento, es necesario hacerse un perfil tiroideo cuando la alteración del peso corporal no corresponda al tipo de alimentación, ya que pueden manifestarse trastornos en la etapa de adulto joven”, detalló el especialista del IMSS.

Cano Gómez dijo que el hipotiroidismo se presenta con mayor incidencia en la mujer, lo que puede provocarle el trastorno en dos sentidos, ya sea hipertiroidismo o hipotiroidismo.

Abundó: “podemos detectarlo en personas que a pesar de que se alimentan muy bien no suben de peso, o bien, que casi no consumen alimentos o están sometidas a dietas, en donde su sobrepeso y obesidad es notable”.

Invitó a los derechohabientes del Seguro Social a que los hábitos alimenticios sean la base fundamental, ya que permitirán evitar que enfermedades crónicas aparezcan, o bien para entrar en un control médico una vez que se conozcan.

Dio a conocer que como sociedad se ha olvidado una premisa de alimentación básica que ha contribuido a que aumenten las enfermedades: que es desayunar, comer y cenar dentro de las horas establecidas, y con hábitos alimenticios sanos, sin abusar de la comida rápida.

Fuente.- pulsoslp.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada